Usted está aquí
Inicio > Cultura > Artes Plásticas > Carlos Alberto Alpízar González Sus luces en movimiento

Carlos Alberto Alpízar González Sus luces en movimiento

melia Pasaporte Turístico Gastronómico / Tourist and Gastronomic Passport Carlos Alberto Alpízar González Sus luces en movimiento

Carlos Alberto Alpízar González (La Habana, 1965) es un artista de la plástica cubana graduado de la Academia de Bellas Artes San Alejandro, y para él su vida es la pintura, no puede prescindir de ella ni un solo día pues parece que le faltara algo, y es su amor incondicional hacia lo que hace con sus pinceles y sus lienzos.


Posee más de 30 exposiciones personales en Cuba, México, Estados Unidos, España, Italia, Francia y otros países, además de tener obras en colecciones privadas, y ha obtenido reconocimientos nacionales e internacionales.
Es un pintor exigente consigo mismo, el cual se encuentra en plena madurez artística, muy bien logradas sus insólitas construcciones entre los cuerpos y los objetos. Sus pinturas son un referente en el surrealismo; así, en sus cuadros El cocineroEl zapatero y otros observamos esa fusión cuerpo-objetos. Pero este pintor que apuesta por lo bello en todo momento nos da su visión a la hora de utilizar los colores y nos hace pensar en estilos como el pop art o la grafica publicitaria. Todo esto, muy bien mezclado, dándonos así su cubanía, la cual está siempre presente en el brillo de la luz, el componente sensual, lo erótico…
Es la poética de Carlos Alpízar barroca, reformulando sus espacios y sus figuras imaginarias, que se nos hacen reales a la hora de contemplar su obra. Carlos Alpízar sabe, y muy bien, llevarnos a su mundo, atraparnos es su propósito y lo hace mediante su forma de mostrarnos su visión de la realidad; con esta opción comunicativa los disfrutamos y a través de su lectura llegamos  a identificarnos con todo lo que nos quiere decir.

Este artista, de larga melena, trata siempre de plasmar en sus lienzos todas las inquietudes que viven con él, su mundo imaginario es rico y amplio y por tanto da mucho de sí en cada pieza.

La fuerza con que utiliza la luz está presente en todo momento, prueba de ello lo observamos en esta nueva serie que nos propone, sus Cocineros, traviesos y picaros, inocentes e ingenuos, en fin una gran gama a la hora de pintar estos personajes.

Hay algo muy interesante en la pintura de Alpízar, y es cómo logra apoderarse del público, lo hace de una forma tal, que al estar frente a sus cuadros nada nos es ajeno, todo en ellos está bien pensado y de esa forma quedamos sumergidos en esa luz en movimiento que está siempre presente.

Deja un comentario

Top
Main menu