Usted está aquí
Inicio > Cultura > Cine, Radio y Televisión > Cine francés en salas cubanas

Cine francés en salas cubanas

cine frances

Desde Francia, la cuna del cinematógrafo, llegaron a esta isla caribeña 24 filmes entre contemporáneos y clásicos, acompañados de actores, directores, guionistas y productores, para beneplácito de los muy cinéfilos cubanos.

La edición 21 del Festival de Cine Francés, celebrado del 11 al 22 de abril, ocupó en La Habana todos los cines de la calle 23, una de las principales arterias de la capital, y el céntrico cine Acapulco, y las obras pudieron ser apreciadas también en 11 provincias.

Gestado por los realizadores galos Nouredine Essadi y Christophe Barratier, desde las primeras muestras hace dos décadas, el evento se convirtió en uno de los más populares y esperados por los aficionados al séptimo arte de la Isla, con asistencia de hasta 100 mil espectadores.

Esta versión, inaugurada con la película La fiesta de la vida, de los directores Olivier Nakache y Eric Toledano, incluyó 14 estrenos de ficción, tres documentales, un animado, cinco clásicos y la presentación especial de la coproducción cubano-francesa El otro Cristóbal.

Entre los estrenos figuran Nos vemos allá arriba, de Albert Dupontel; Un sol interior, de Claire Denis; La melodía, de Rachid Hami; El reencuentro, de Martin Prouvost; Algo celosa, de David Foenkinos y Stéphane Foenkinos; Paso a paso, de Grand Corp Malade y Mehdi Idir, y El amante doble, de Francois Ozon.

Como parte de la embajada artística de Francia vinieron a Cuba el conocido actor Pierre Richard, los también intérpretes Jean-Paul Rouve y Kad Merad; la actriz Audrey Dana, la directora Claire Denis, el productor Olivier Delbosc, y los directores David Foekinos y Mehdi Idir, entre otros.

El programa contempló un homenaje a la desaparecida actriz Jeanne Moreau con la proyección de las películas Ascensor para el cadalso, de Louis Malle, Jules y Jim, de Francois Truffaut, y Mr Klein, de Joseph Losey.

También se exhibieron tres cintas referidas a los acontecimientos de mayo de 1968 en París, y los documentales ¡Lumiere! Comienza la aventura, de Thierry Premaux, y Las películas de mi vida, de Bertrand Tavernier.

Otras significativas ofertas fueron Pedrito el loco y El desprecio, clásicos dirigidos por Jean-Luc Godard y restaurados por Gaumont, compañía productora y distribuidora gala de películas fundada en julio de 1895.

Esa institución cinematográfica, la más antigua del mundo en activo, presentó por primera vez en América, la exposición “Gaumont, desde que existe el cine”, que evoca, a través de imágenes y sonido, los diversos períodos de la historia del séptimo arte.

Su directora de Comunicación y Patrimonio, Ariane Toscan, señaló que espera que la exhibición, inaugurada en París en 2015 y presentada en algunos países de Asia, viaje también por este continente “para recordar al mundo que el cine nació en Francia e inspirar al público de hoy a disfrutar las películas en pantalla grande”.

 

Deja un comentario

Top
Main menu