Usted está aquí
Inicio > Sociedad > El Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso festeja sus 180 años

El Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso festeja sus 180 años

Gran Teatro de La Habana

Sobrecogedor, con su fachada neobarroca y guardando los recuerdos de las grandes figuras que desfilaron por su escenario desde la época colonial cubana, el Gran Teatro de La Habana que, desde 2015 lleva el nombre de Alicia Alonso, está festejando sus 180 años de existencia.

Esta institución, que es la más antigua en activo de toda Latinoamérica, nació bajo el nombre de Gran Teatro Tacón, en homenaje a uno de los capitanes generales españoles que tuvo Cuba y ha tenido a lo largo de su existencia diferentes denominaciones como Gran Teatro Nacional, Teatro Estrada Palma y Teatro García Lorca.

Está ubicado en un sitio muy céntrico de La Habana Vieja tras la explanada que ocupa el Parque Central y a un costado del Capitolio Nacional, actualmente en proceso de restauración por la Oficina del Historiador Eusebio Leal.

También el Gran Teatro de La Habana fue recientemente intervenido y su trabajo de reconstrucción abarcó todo el inmueble, desde sus fachadas hasta sus vestíbulos, palcos, cubierta y tabloncillo.

Es hoy la sede de diferentes instituciones culturales cubanas como el Ballet Nacional de Cuba, la Orquesta Sinfónica del Gran Teatro y en él se presentan con frecuencia otras excelentes compañías de danza de la Isla como Danza Contemporánea de Cuba, Litz Alfonso Dance Cuba, Acosta Danza y la de Irene Rodríguez, entre otras.

Por su escenario han pasado figuras legendarias, como las bailarinas Fanny Elssler, Maya Plisetskaya, Ana Pavlova y Alicia Alonso; actrices como la incomparable Sara Bernhardt; músicos como José White, Ignacio Cervantes, Claudio Brindis de Sala, Rodrigo Prats, y figuras y compañías de arte lírico entre las que destaca Enrique Caruso. También el compositor y director de orquesta Serguei Rachmaninov.

Será el Ballet Nacional de Cuba quien de comienzo a estos festejos que se extenderán a lo largo de todo este año y culminarán el 15 de abril de 2018.

El día de la Gala especial del Ballet Nacional de Cuba los trabajadores del teatro usarán vestuario de la época en que fue fundado y el programa artístico estará compuesto por las piezas Cigne, Invierno y Oscurio, obras que por su calidad fueron incluidas en el Libro de Honor de la institución el pasado año.

Asimismo, en el contexto de este 180 aniversario se sumarán el centenario del gran coreógrafo cubano Alberto Alonso y los 50 años del montaje del ballet de su autoría, Carmen, estrenado por la prima ballerina absoluta Alicia Alonso.

Por ese motivo, Carmen será presentada en el escenario en las versiones del Ballet Nacional de Cuba, el Ballet Español de la Isla y el Ballet de Camagüey, en lo que se espera sea un gran suceso por la aceptación de que goza esta obra por los numerosos aficionados con los que cuenta la danza en este país.

Además, se ha diseñado un amplio programa de festejos que incluirá un ciclo de conferencias sobre la historia del teatro a cargo de reconocidos académicos, performances, talleres prácticos de danza y presentaciones de libros.

Entre los volúmenes que se esperan con mayor impaciencia está Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso. Trayectoria de un edificio, en el que el historiador Francisco Rey Alfonso realiza una detallada investigación sobre los acontecimientos más importantes de este edificio que siempre ha estado en el centro de hechos culturales, sociales, políticos, científicos e históricos de épocas diversas.

Se inaugurarán también diversas exposiciones en la Galería Orígenes del edificio y se convocarán concursos para el público sobre la historia y la tradición del Gran Teatro.

Se prevé también una cancelación de sellos en el lobby del teatro que contará con la presencia nada menos que de Alicia Alonso.

En conferencia de prensa se dio también a conocer que todos los viernes se celebrarán las Jornadas de Puertas Abiertas que permitirán al público un recorrido por lugares de la instalación, incluidos los camerinos, así como disfrutar de la cercana contemplación del Trofeo del Premio Anual, el Libro de Honor y el Diploma de Oro del Gran Teatro.

Todas estas celebraciones confirman el alto aprecio que sienten los cubanos hacia un teatro que puede compararse con los mejores del mundo, tanto por su belleza como por la programación de excelencia que lo caracteriza.

Aquí también se montan las óperas, operetas y zarzuelas del Teatro Lírico y cada uno de los habitantes de la Isla que han presenciado en él una función, de las muchísimas que se realizan, guarda el mejor de los recuerdos de esta institución que es orgullo nacional y, por qué no, también latinoamericano.

 

Deja un comentario

Top
Main menu