Usted está aquí
Inicio > Gastronomía > Garbanzos y bacalao, plato preferido en Semana Santa

Garbanzos y bacalao, plato preferido en Semana Santa

Garbanzos y bacalao

Por más de 200 años, los ayunos de Semana Santa en Cuba, han tenido un final aguardado por todos, creyentes o no, con platos que pasaron de generación en generación, como el suculento potaje de garbanzos con bacalao y dulces propios de la estación.

Precisamente por estos días de abril estuvo en Cuba de visita una delegación de la Asociación Mundial de Sociedades de Chefs (WorldChefs) encabezada por el Chef Claudio Ferrer, director continental de las Américas e Islas del Caribe de la entidad, que declaró a la cocina cubana como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por haber mantenido sus tradiciones a lo largo de los años y ser muy apreciada a nivel internacional.

Ferrer subrayó que mantiene la influencia de diferentes culturas, lo que le da un toque de distinción único en su sabor, por lo que el valor universal gastronómico, el carácter insular de Cuba, permitió que llegaran influencias de todas partes del mundo, que fueron positivas y se incorporaron de manera natural.

A partir de su estudio, precisó el funcionario de Worldchefs, vemos que mantiene sus platos tradicionales, los cuales se aplican a diferentes manifestaciones, ya sean festivas, sociales o religiosas, utilizando sus productos autóctonos.

La famosa nutricionista cubana Nitza Villapol incluyó este garbanzos con bacalao en su manual de recetas tradicionales.

Receta de Garbanzos con Bacalao

Ingredientes:

1 lb. de garbanzos
1 lata puré de tomate
1 lb. de bacalao sin espinas
1 lata de pimientos morrones
1/2 taza de aceite vegetal
1 hoja de laurel
1 cebolla grande
1 cdta. de pimentón
2 dientes de ajo

1/4 taza de vino seco
1 ají grande
1/2 cdta. de sal (aprox.)
1/3 taza de perejil

Preparación:

“Remoje los garbanzos con el bacalao durante un par de horas. Bote el agua del remojo. Separe el bacalao de los garbanzos.

Cubra los garbanzos con aproximadamente 4 tazas de agua y póngalos al fuego hasta que se ablanden. Esto será aproximadamente 1 hora. Puede ablandarlos en olla de presión siguiendo las instrucciones del fabricante de la olla.

Cuando ya los garbanzos estén blandos, caliente el aceite y añádale la cebolla y los ajos molidos. Déjelos sofreír unos minutos, añádales el ají molido y déjelos unos minutos más. Agregue a este sofrito el puré de tomate, los pimientos morrones molidos con el agua que traen, el perejil también molido, laurel, pimentón y vino seco.

Vierta todo esto en una cacerola grande con el bacalao, los garbanzos ya blandos y aproximadamente una taza del agua que queda de la cocción de los garbanzos. Cocínelo todo a fuego lento bien tapado durante aproximadamente 1/2 hora. Sírvalo con pan frito y más pimientos morrones. Da aproximadamente 8 raciones.

Deja un comentario

Top
Main menu