Usted está aquí
Inicio > Cultura > Teatro > Jazz Vilá Projects, tradición y renovación del teatro

Jazz Vilá Projects, tradición y renovación del teatro

jazz vilá

Hasta las artes de raíces más antiguas, entre ellas el teatro, son susceptibles de recibir aires frescos, como el que imprime a su trabajo la compañía cubana Jazz Vilá Projects, que cumple sus tres años de fundada con un estreno, Farándula, en el que participará la actriz española Elena Furiase Flores.

Aunque el nombre —Farándula— apunta a temática frívola, y es una comedia, en realidad aborda temas muy serios, como la soledad, la corrupción… con la economía de recursos escénicos que caracteriza al grupo y que se convierte en un valor artístico.

La obra estará en escena a partir del día 2 de este mes de marzo en la sala Adolfo Llauradó, de la barriada habanera del Vedado, y hasta que el público decida, dijo el director de la agrupación, Jazz Vilá, en conferencia de prensa, pues las anteriores piezas tuvieron apreciable permanencia avalada por la concurrencia de espectadores.

Entre las novedades de este más reciente proyecto de la compañía figura la presentación de invitados extranjeros que interpretarán personajes circunstancialmente en diversos momentos, como Elena Furiase Flores, ya confirmada, que está previsto que actúe unas dos semanas.

Jazz Vilá Projects debutó oficialmente en el panorama teatral cubano en 2015. Sus primeras obras —Rascacielos y Eclipse— lograron cumplir los propósitos de atraer la atención de un público joven por sus códigos, sin renunciar a lo artístico. Funciones a teatro lleno.

Es una compañía que rompe esquemas a fuerza de talento, que enamora por carisma, oficio y profesionalidad, encabezada por un incansable de las tablas, Jazz Vilá, actor, director, productor y dramaturgo, y profesor de la Escuela Nacional de Arte, algunos de cuyos alumnos lo acompañan en este proyecto.

Farándula, que al decir del grupo es una comedia sabrosa pero peligrosa, se basa en cuatro personajes, y tiene un sofá como centro de la escenografía. La dramaturgia, y las sorpresas, van conquistando al espectador a través de la obra.

Como toda acción de arte, a veces gusta y a veces no, a veces convence y a veces es polémica, como seguramente sucederá con Farándula.

En el encuentro con los periodistas, Jazz Vilá señaló que su teatro no es contestatario, que ya no lo molesten más con eso, y subrayo que hace trabajo para la gente joven, teatro que hable de los cubanos para los cubanos, y que hable de los cubanos para el mundo.

Deja un comentario

Top
Main menu