Usted está aquí
Inicio > Cultura > Artes Plásticas > Jorge A. Jacas Vivanco Su diálogo con la cerámica

Jorge A. Jacas Vivanco Su diálogo con la cerámica

Jorge A. Jacas Vivanco Su diálogo con la cerámica

Jorge A. Jacas Vivanco (Santiago de Cuba, 1957), es un ceramista que ocupa un lugar prominente entre los artistas más importantes de la Isla. Este santiaguero establece un certero diálogo entre la arcilla, el agua y el fuego, los tres elementos esenciales de la cerámica,

y nos da su especial visión artística, muy atrevida, por cierto, pero siempre dando paso a la belleza y al culto donde confluyen la estética antigua y la modernidad de una manera tan cotidiana y amena y de una naturalidad increíble.

Con más de 40 exposiciones colectivas y unas 20 personales, tanto en Cuba como en el extranjero, este ceramista cubano ha obtenido importantes premios nacionales e internacionales que tienen que ver con la cerámica artística, y su obra forma parte de colecciones privadas y públicas en Alemania, Bélgica, Canadá y México, entre otros países.

Las vasijas de Jacas Vivanco, siempre en transformación, así como esculturas y paneles que tienen como base el tile o el azulejo, son una muestra de la labor creativa de este artista que estudió pintura y escultura en su natal Santiago de Cuba, y desembocó pronto en su pasión por la cerámica, razón por la cual comenzó a trabajarla en serio a pesar de que, en aquel momento, no existía un movimiento creativo de este arte en el contexto santiaguero.

Jacas persiste en su afán por crear, y es así como la tridimensionalidad logra seducirlo y comienza a pintar, pero no con un pincel, sino con las manos.

El volumen lo atraía de una manera muy fuerte, porque para él, la cerámica tiene la virtud de permitir la expresión plena de sus ideas, además de incorporar otras manifestaciones de las artes plásticas, como es la técnica del grabado.

Jorge Jacas Vivanco se siente a sus anchas cuando realiza sus obras de cerámica utilizando sus conocimientos del grabado, ya que a las lozas traslada la parte pictórica, técnica que maneja muy bien. En su acto de creación, la cerámica le permite expresar todo lo que siente, y deja volar su imaginación para plasmar sus maravillosas piezas.

Este destacado artista está volcado de lleno en la creación de sus obras en cerámica, y ha ampliado su taller en función de la escultura, ya que desea mezclar ambas ramas plásticas en una sola.

Ha trabajado intensamente las vasijas, aunque ese no fue su comienzo, ya que su influencia de la academia lo hizo dedicarse más a la escultura. Más tarde su interés por la investigación lo llevó a su dedicación por la vasija, la cual ha llegado a considerar como el soporte idóneo de expresión, y es precisamente aquí donde comienza a darle movimiento a sus vasijas: ahí comienza a ver el crecimiento de la obra, mueve la vasija y ve, quizás en el asa de la vasija, un brazo, y elementos sensuales y eróticos en las boquillas.

Como concepto principal para hacer su obra de arte, Jacas Vivanco observa detenidamente a las personas, después las lleva a la vasija, y es así como surgen un gesto de mujer, un bailarín en movimiento o la gente común que anda por las calles.

Sea bienvenido Jorge A. Jacas Vivanco al mundo de la creación de la cerámica artística, con una propuesta peculiar y muy bien pensada de lo que desea transmitirnos: la figura humana llevada a sus obras, además de un llamado a la reflexión para que “aprendamos a vivir con respeto, amor y paz, ya que la convivencia, en ocasiones, es difícil”, según ha declarado el propio artista. Agradecidos entonces estamos nosotros de sus obras, albergando la esperanza de que nos siga regalando su arte para llenar nuestro espíritu.

Deja un comentario

Top
Main menu