Usted está aquí
Inicio > Cultura > Margarita Mateo Palmer: nuevo Premio Nacional de Literatura de Cuba

Margarita Mateo Palmer: nuevo Premio Nacional de Literatura de Cuba

Margarita Mateo Palmer

La notable ensayista, narradora y profesora universitaria Ana Margarita Mateo Palmer (más conocida como Maggie) acaba de recibir el Premio Nacional de Literatura 2016 que otorga el Instituto Cubano del Libro.

Recibió la noticia cuando se encontraba cepillo en mano tratando de quitar una mancha de óxido al piso de su terraza.

“Sabía que estaba nominada —lo había estado también en ocasiones anteriores— pero en el momento en que un miembro del jurado me dio la noticia, me sorprendí”, nos dice.

Mi primera reacción —confiesa— fue reír: reír de alegría. Luego sentí un sentimiento de mucha gratitud hacia mis maestros y hacia todos los que han contribuido en el desarrollo de mi obra.

Cultivadora de varios géneros literarios, además de profesora auxiliar de la Facultad de Artes y Letras de la Universidad de La Habana, Maggie reconoce que todas estas facetas están profundamente imbricadas.

Sin embargo, admite que su labor como profesora está en el centro de todo lo que hace. “Mi dedicación a la docencia universitaria durante más de cuarenta años ha sido un ejercicio intelectual arduo y demandante y se ha nutrido del diálogo con los estudiantes y de todo el esfuerzo que impone la preparación de los cursos”.

En cuanto a la escritura —añade— te diría que estoy totalmente satisfecha de mi labor como ensayista. He tenido una trayectoria más sostenida en ese género y fue a través de la prosa reflexiva que comencé a incursionar en la escritura.

“De hecho, uno de mis libros de ensayo, Ella escribía poscrítica, me acercó a la labor con la cual me he sentido más a gusto: la ficción narrativa. En términos de escritura y a pesar de todo el empeño que he dedicado a la ensayística, ha sido mi novela Desde los blancos manicomios la que mayor placer me ha proporcionado”.

Licenciada en Letras y Literaturas Hispánicas en 1974, la escritora asegura deber mucho a la literatura española.

Ella está en los mismos orígenes de mi formación, asegura. “En la infancia, Platero y yo, los relatos del Conde Lucanor. Más adelante El Lazarillo, Quevedo, Góngora, Lope, Calderón, y desde luego, El Quijote, que comencé a leer de niña en un ejemplar que me regaló mi padre, pero entonces no me enganchó y no lo terminé de leer”.

“Cuando ya joven retomé esa lectura, apenas podía abandonar el libro. La muerte del Quijote, el regreso definitivo de Alonso Quijano me sobrepasó. Es el único libro que me ha hecho llorar. Ningún otro autor despertó un sentimiento de pérdida en mí cuando llegué al final”.

A esta lista, Mateo añade a autores como Lorca, Cernuda, Alberti, María Zambrano. La lista, dice, podría ser interminable.

“Esa literatura donde puede advertirse la maestría y el esplendor en el manejo de la lengua de grandes clásicos, está en la base de mi formación. Y a esto se suma la lectura de autores hispanoamericanos.

“Amo mi lengua materna: disfruto sus sonoridades, sus cadencias, sus posibilidades expresivas, hasta sus trabalenguas. Y me da mucho placer ese diálogo tan intenso con la palabra que implica la escritura”, concluye.

La Premio Nacional de Literatura 2016 mantiene una fluida relación con los jóvenes escritores cubanos.

Me gusta en los jóvenes, afirma, su espontaneidad, el ímpetu y la pasión con que se involucran en proyectos en los que creen, esa tendencia transgresora, su rebeldía, la mirada nueva y desprejuiciada que suele acompañarlos, su capacidad de soñar.

Entre las voces de la literatura cubana que la han influenciado menciona a Alejo Carpentier, de quien dice que es uno de los autores del canon cubano con el que se siente más identificada.

“He escrito varios ensayos sobre su obra”, precisa.

No deja fuera de sus preferencias a José Lezama Lima y dice que para ella su lectura fue una experiencia liberadora desde el punto de vista de la creación.

Al inventario se añaden Severo Sarduy, Virgilio Piñera, Dulce María Loynaz, Guillermo Cabrera Infante y Raúl Hernández Novás. Pero José Martí, distingue, es uno de sus escritores más entrañables.

En estos momentos la escritora trabaja en prólogos, artículos, valoraciones académicas, pero la ronda un proyecto de mayor alcance.

“Está relacionado con los muchos diarios que escribí en mi adolescencia y que son testimonios de una época especial y muy intensa: los años sesenta”.

“Espero el momento de comenzar a ver con mayor claridad la forma que va a tener lo que ahora es solo un deseo, una intención más bien difusa”.

Este Premio a Maggie Mateo ha despertado una gran alegría en el sector literario cubano que ve en ella no solo a la gran ensayista y novelista sino también a un ser humano ejemplar, con un gran sentido de la ética.

One thought on “Margarita Mateo Palmer: nuevo Premio Nacional de Literatura de Cuba

  1. Oh my gοodness! Awesome artice dude! Thankѕ, However I am
    having issues with yоur RSS. I don’t understand the reason why
    I сannot sᥙƅscribe to it. Ӏѕ there anybodү Һaving similar RSS problеms?
    Anyone who knoԝs the answer will you kіndly respond? Tɦanx!!

Deja un comentario

Top
Main menu