Usted está aquí
Inicio > Cultura > Artes Plásticas > Pedro de Oraá, maestro de la abstracción

Pedro de Oraá, maestro de la abstracción

Pedro de Oraá, maestro de la abstracción Por Carla Fernández

“Siempre hubo en la obra de Pedro de Oraá una marcada presencia subjetiva y una alusión a las formas orgánicas que la han aproximado más bien a eso que Aldo Pellegrini llama abstracción libre, definida como el tertium quid entre las dos grandes vertientes del arte no figurativo: la emotiva, informal y vitalista, y la geométrica, impersonal y racionalista”.

Así se expresa el crítico Gerardo Mosquera sobre quien es sin duda un maestro de la abstracción: Pedro de Oraá, incansable creador, que nació en La Habana el 23 de octubre de 1931.

También el crítico venezolano Juan Calzadilla ha destacado la fascinación de Oraá por la abstracción, a la que el pintor no concibe ajena a su compromiso con la realidad.

“Vemos a un realizador que ha trabajado durante muchos años a partir de la creencia en una autonomía de las formas abstractas como lenguaje de la realidad. La abstracción, así lo reconoce Pedro de Oraá, no es un resultado ajeno al hombre ni a su realidad, una pura invención arbitraria mediante la cual el creador logra su propósito de escindirse del contexto social para remarcar su concepción individualista de la historia”, señala Calzadilla.

Figura recurrente en el mundo cultural cubano, De Oraá es también poeta, narrador, ensayista, traductor y crítico de artes plásticas.

Luego de cursar estudios en la Academia de Bellas Artes San Alejandro, se vinculó en los años 50 del pasado siglo a la hornada artística Los Once e integró además el grupo Diez Pintores Concretos.

El Museo Universitario del Chopo (México), la Galería Nacional de Sofía (Bulgaria), el Godwin-Ternbach Museum del Queens College de New York, el Museum of Cuban Fine Arts de Viena (Austria), el Museo de Bellas Artes de La Habana y el Lannan Foundation en Santa Fe (Nuevo México) acogen obras de Pedro de Oraá, quien ha expuesto muestras personales y colectivas en Estados Unidos, México, Moscú, Berlín, Londres y París, entre otros muchos lugares.

Sobriedad, sensibilidad, buen gusto, contención, excelencia y emoción resaltan en este maestro de pintura cubana moderna, apasionado por la abstracción.

Deja un comentario

Top
Main menu