Usted está aquí
Inicio > Cultura > Artes Plásticas > Salomón Continuidad de un pensamiento

Salomón Continuidad de un pensamiento

Salomón Continuidad de un pensamiento

Continuidad de un pensamiento” da nombre a una serie donde Salomón rinde tributo a personalidades, hechos y lugares que marcaron su vida como persona y como creador, pero cuando analizamos el conjunto de su obra nos percatamos

de una regularidad manifiesta que se expresa en una investigación y experimentación constantes, en una necesidad de transmitir, de interpretar, de expresar de una manera abierta un pensamiento y darle continuidad. Sin dudas, lo ha logrado en todas las aristas del arte en las que en su corta y prolífera existencia ha incursionado.

Tal vez no ha sido establecer un estilo único lo que ha pretendido alcanzar el joven creador Jorge Yunior Gutiérrez Salomón. Sin embargo, maneja un lenguaje plástico muy contemporáneo, en lo abstracto, lo surrealista, el bad painting y el expresionismo abstracto. Logra un carácter francamente interpretativo y establece planos de gran riqueza cromática que refuerza con una carga de texturas matéricas y símbolos reconocibles, dispuestos orgánica y coherentemente, dejándonos la impronta de su sello personal y situándolo entre lo más representativo de la joven vanguardia cubana.

Un postmodernista aferrado a su idiosincrasia, “que se muestra desde su isla” atiborrado de inquietudes, con un alto compromiso con el presente y un respetuoso desafío a lo tradicional, ha aceptado el reto de expresarse siempre diferente, renovado. De ahí que se deslice en un amplio registro donde combina referentes y estilos diferentes.

Salomón (Holguín, 1978) es graduado de la Escuela Profesional de Artes Roberto Diago, de Matanzas, y ha sido merecedor de varios premios y menciones en eventos dentro y fuera del país, esparciendo por el mundo esa rara energía y espíritu emotivo, en lo cual predomina su visión interior de la naturaleza y el ser humano, revelando de forma irónica el lado oscuro de la vida, la angustia existencial del individuo. Así impacta al espectador, ligándolo a la espontánea agresividad de su obra y tocándolo en lo más profundo de su sensibilidad.

Deja un comentario

Top
Main menu