Usted está aquí
Inicio > Farándula > Sencillamente, Carlos Acosta

Sencillamente, Carlos Acosta

Sencillamente, Carlos Acosta

El mulato de oro, así comenzaron a llamar a Carlos Acosta (La Habana, 1973) cuando uno tras otro se sucedieron sus primeros premios, siendo aún estudiante.

Recien graduado entró como solista al Ballet Nacional de Cuba y tres años después se convirtió en primer bailarín de esta compañía dirigida por Alicia Alonso.

Ha bailado junto a las grandes estrellas de la escena mundial y en prestigiosas agrupaciones artísticas: English National Ballet, Houston Ballet, American Ballet Theater, Bolshoi de Moscú… Hoy integra el elenco del Royal Ballet de Londres.

Su poderosa proyección escénica y alto nivel técnico le permiten interpretar tanto los principales roles clásicos como los de vanguardia, además de incursionar en la danza contemporánea.

No obstante, Carlos Acosta continúa reinventándose; ha incursionado en el cine (New York, I love you y El día de las flores), la literatura (No way home, novela autobiográfica que pronto será publicada en español con el título Sin mirar atrás) y la coreografía (Tocororo, una fábula cubana y Acosta y sus invitados).

Esta última obra, con la que hizo una gira nacional, le valió el Premio Villanueva 2011 al mejor espectáculo danzario presentado en Cuba.

Por su versatilidad y virtuoso desempeño ha sido comparado con Rudolf Nureyev y Mijail Baryshnikov, la Universidad Metropolitana de Londres lo nombró Doctor Honoris Causa, y ha actuado en la Ópera de París y La Scala de Milán.

Muchos lo consideran el mejor bailarín de su generación, pero este cubano excepcional se declara inmune a la falsa modestia. Artista universal, siempre aferrado a sus raíces como eterno embajador de su país, aseveró

en entrevista para la televisión: “Cuba es una sola y la llevo adentro”.

Deja un comentario

Top
Main menu