Usted está aquí
Inicio > Cultura > Tropicana – El cabaret y la leyenda

Tropicana – El cabaret y la leyenda

Tropicana

Tropicana, a sus 75 años, conserva la frescura y el atractivo con el que surgió como el más espectacular cabaret a cielo abierto del mundo, todo un “paraíso bajo las estrellas”, como bien expresa su sobrenombre, sitio único para disfrutar de la música y el folclore cubano y del Caribe en todo su colorido,
musicalidad y ritmo.


Abrió sus puertas en la barriada de Marianao la noche de San Silvestre de 1939 y de inmediato conquistó el favor del público. El embrujo de la noche cubana, su firmamento estrellado, la tibia luna del trópico, la música caliente y lánguida, sus deslumbrantes bailarinas y el exuberante jardín aportaban al visitante la sensación de estar en un mundo irreal de exótico esplendor.
Además del clásico Bajo las Estrellas, para presentaciones en noches invernales o de lluvia se estableció el salón techado Arcos de Cristal, que ganó Medalla de Oro del Colegio Nacional de Arquitectos en 1953, por ser “el ejemplo más logrado de la arquitectura de los cincuenta, en lo representativo de la
significación estética de la naturaleza tropical utilizada dentro del contexto arquitectónico”.
Durante la década del 50 la nota más sobresaliente estuvo en los espectáculos. Fue Tropicana, según la revista  Show de mayo de 1955, “el primer cabaret de Cuba que descubrió el imán de las grandes producciones y fue Rodney el primero a quien cabe el orgullo de haberlas mostrado con triunfal acogida”. Rodney, cuyo verdadero nombre era Roderico Neyra, fue para la prensa especializada de esa etapa el mayor y mejor pagado coreógrafo y director artístico de Cuba.
Han pasado por el cabaret primeras figuras del arte cubano, como el maestro Armando Romeu, Rita Montaner, Chano Pozo, Ignacio Villa “Bola de nieve”, Rosita Fornés, Elena Burque, Omara Portuondo, Farah María y Los Papines;  y muchas extranjeras, del Ballet Ruso de Montecarlo, Josephine Baker, Tongolele, Xavier Cugat, Los Chavales de España, Nat King Cole, Carmen Miranda,  Liberace , Pedro Vargas, Libertad Lamarque, Cheo Feliciano y Alejandra Guzmán, entre los que actuaron, y otros famosos que han asistido como espectadores a las noches mágicas de Tropicana.
Por primera vez fuera de París se presentó aquí la entonces recién creada Colección Primavera-Verano 1954 del diseñador Pierre Balmain, quien además de encargarse del montaje viajó a La Habana para presentar personalmente los diseños. Los  shows  de Tropicana han sido aclamados en todo el mundo, en plazas tan diversas como el Royal Albert Hall de Londres, el Sporting Club de Montecarlo (Mónaco), el Friederichstadt Palace (Berlín) y el Beacon Theatre
(Broadway, Nueva York).
Y si de su gastronomía se trata, en 1992 Tropicana fue distinguido por la Academia Norteamericana de la Industria de Restaurantes con el codiciado premio Best of the Best Five Star Diamond. El cabaret Tropicana, Monumento Nacional, fue seleccionado entre las veinte locaciones desde donde los consorcios televisivos norteamericanos ABC y CNN trasmitieron en directo a todo el mundo la despedida del siglo veinte.
Además de los salones Bajo las Estrellas y Arcos de Cristal, el emblemático establecimiento cuenta hoy con el exquisito restaurante Los Jardines, donde antes estaba su famoso casino, y el Café Rodney.
La magia de las superproducciones desbordantes de glamour , sensualidad y colorido, la presencia de cientos de artistas en escena y el frondoso bosque tropical que viera nacer el cabaret hace más de siete décadas han ratificado que “el paraíso bajo las estrellas” continúa estando en Tropicana, meta obligada y deseada por turistas y visitantes de todos los confines del mundo.

Deja un comentario

Top
Main menu