Usted está aquí
Inicio > Sociedad > Una antología contra la violencia hacia las mujeres en Cuba

Una antología contra la violencia hacia las mujeres en Cuba

violencia hacia las mujeres

Fue durante la recién finalizada Feria Internacional del Libro de La Habana que se produjo el acontecimiento.

Por primera vez en la Isla se reunieron en un libro los textos de 36 narradoras cubanas de diferentes estilos y generaciones en una antología contra la violencia hacia las mujeres, cuya idea original es de la que suscribe estas líneas pero fue realizada, compilada y hecha realidad por la escritora Laidi Fernández de Juan que hoy, en exclusiva para Más Cuba, expone los argumentos que la llevaron a enfrascarse en tan ardua, pero necesaria empresa.

He aquí mis preguntas y sus esclarecedoras respuestas.

 

¿Por qué hacer en Cuba una antología sobre la violencia de género?

Cuba no está exenta del flagelo de la violencia contra la mujer. Ciertamente no somos víctimas del despiadado tratamiento que muchas mujeres padecen en otros países, ni los índices de feminicidios en Cuba muestran las cifras espeluznantes de otras latitudes, pero el fenómeno existe. Aunque ganemos el mismo salario de los hombres, y tengamos las mismas posibilidades de desarrollo, carecemos de una Ley que nos ampare cuando somos agredidas, que reconozca la violencia contra la mujer como delito específico. Otros artistas han tomado la iniciativa de incorporarse a la lucha contra la violencia de género en Cuba (músicos, dramaturgos, plásticos, cineastas), y la literatura no podía hacer menos. Sombras nada más es el primer acercamiento colectivo a la temática.

 

¿Quiénes son las autoras y temáticas más abordadas en Sombras nada más?

Somos 36 narradoras cubanas. El requisito fundamental de la convocatoria fue la nacionalidad, independientemente del lugar donde vivamos. El tema es la violencia contra la mujer, en todas sus variantes conocidas. Tú y yo, Marilyn, tratamos de ser lo más inclusivas posibles, e intentamos que todas las corrientes estilísticas estuvieran presentes, así como distintas generaciones de cubanas.

 

¿Te consideras una feminista?

No domino a profundidad toda la filosofía feminista, pero sí me posiciono en la trinchera de la batalla por el reconocimiento social de la mujer, y en contra de toda imposición patriarcal.

 

¿Qué objetivos persigue la publicación de este libro?

Legitimar la lucha cubana contra la violencia hacia la mujer, visibilizar las macabras formas que adopta dicha agresión, y darle voz a muchas mujeres que no saben, no quieren, o no pueden denunciar los maltratos a que son sometidas.

 

¿Hay un lenguaje universal en los cuentos reunidos en el volumen?

Cada autora se distingue por su estilo individual, por técnicas narrativas diferentes, y ello enaltece el discurso. La temática es una sola, pero la forma de abordarla difiere, de manera que el público percibe el carácter coral de la antología.

 

¿Qué distingue a Cuba de otros países con respecto a la violencia de género?

Quizás el problema de la violencia de género no sea tan grave en Cuba como en otros países, y recién se comienzan labores para proteger a las mujeres de maltratos físicos, sobre todo. La voluntad política para instrumentar la infraestructura que requiere el montaje de un aparato capaz de ser efectivo frente al problema, existe, pero no basta. A través de la Federación de Mujeres Cubanas se canalizan algunos casos de violencia, y están disponibles varias casas de acogida para mujeres violentadas, sobre todo cuando tienen hijos pequeños a su cuidado. El proyecto existe, aunque insuficiente. Las organizaciones de masas aglutinan a gran parte de la población, y en teoría, pudiéramos enfrentar la violencia de forma eficaz, pero es necesaria la toma de conciencia, asumir la violencia como el gravísimo riesgo que implica para la sociedad. Mientras las mujeres sigamos en una posición de vulnerabilidad, y se silencien las manifestaciones agresivas, seguiremos en total desventaja.

 

¿Crees que en la antología se reúnen todas las aristas del problema?

Sería ingenuo creer que el tema se agota en Sombras nada más. Los velos tras los cuales se esconden las formas de violencia contra la mujer son, lamentablemente, numerosos, y cada día se descubren más. Ya no se trata solo de la agresión física, aunque sea esta la forma más letal y más evidente, sino las golpizas psicológicas, el sentimiento de minusvalía en la mujer —lo cual perpetúa la autodiscriminación—, el silencio, la soledad, la burla, el irrespeto a que hemos sido sometidas por siglos de dominación machista.

 

¿A quién o quiénes va dirigida esta antología?

A todo tipo de  público. Sombras nada más es un libro hecho exclusivamente por mujeres (Prologuista, editora, antologadora, diseñadora, ilustradora de cubierta, comentarista de contracubierta, directora de casa editorial, y claro, escritoras), pero sería contraproducente limitar su destino solo a mujeres. Pretendemos que sea acogido por todo el público: que sea útil de términos de denuncia, de movilización de conciencias y de reflejo de la realidad, pero también de enseñanzas, de aprendizajes, de formación de valores.

 

¿En qué proyecto personal trabajas actualmente?

En varios: Termino un nuevo libro de cuentos, que será mi volumen número 12 de narraciones; Trabajo en la edición de mi primer libro de estampas, La Habana nuestra de cada día, que saldrá el año próximo bajo el sello editorial Boloña, de la Oficina del Historiador de la Ciudad, y mantengo mis espacios habituales de Crítica Literaria y de Estampas Costumbristas, gracias a los cuales me gano la vida.

 

One thought on “Una antología contra la violencia hacia las mujeres en Cuba

  1. Soy una de las 36 autoras. Considero importante que se continúe tratando el tema y no nos cansemos de escribir, no solo sobre la violencia hacia la mujer, sino sobre todo tipo de violencia. Es nuestro granito de arena a la sociedad y al mundo en el que nos ha tocado vivir.

Deja un comentario

Top
Main menu