Usted está aquí
Inicio > Cultura > Cine, Radio y Televisión > Una escuela de cine y treinta años

Una escuela de cine y treinta años

escuela cine

La Escuela Internacional de Cine y Televisión de Cuba (EICTV) llega a sus treinta años de incansable labor formando a cineastas fundamentalmente del llamado Tercer Mundo pero también de España y otros países europeos y americanos.

Todavía recuerdo el día de su fundación. Era el 15 de diciembre de 1986 y allí, en el poblado de San Antonio de los Baños, a 35 kilómetros de La Habana, estaban el escritor colombiano Gabriel García Márquez, el entonces presidente Fidel Castro, el poeta y cineasta argentino Fernando Birri y el realizador y teórico cubano Julio García Espinosa, entre otros.

Estas cuatro personas representaban el sueño convertido en realidad del Comité de Cineastas de América Latina que concibiera la utopía de crear un centro docente que, alejado de los clichés hollywodenses y del cine comercial, formara artistas éticos y creativos, que entendieran el cine como un arte.

Cuba ofreció las instalaciones, el equipamiento inicial y el amplio grupo de personas que permitió y permite aún su funcionamiento administrativo.

El prestigio de García Márquez y la soñadora perseverancia de Birri —quien sería el primer director de la EICTV— se unieron al empeño de otros y nació una escuela de audiovisuales que está considerada entre las mejores del mundo en estos momentos.

Prueba de ello es el Premio Roberto Rosellini que le otorgó el Festival de Cannes en su 46 edición, único para una escuela concedido por el prestigioso certamen y la ratificación de su gran calidad por importantes medios internacionales como El País, de España, y el Times, de Londres.

Este año el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana, que se celebra del 8 al 18 de diciembre, le entregara a la Escuela, durante su ceremonia inaugural un Premio Coral Especial por sus treinta años de incansable trabajo.

Asimismo se anunció que los cineastas norteamericanos que asistirán al Festival, Oliver Stones y Brian de Palma, intercambiarán con los estudiantes, ya acostumbrados a la permanente visita de los más grandes realizadores del mundo que han desfilado por sus aulas.

La EICTV cuenta con 300 maestros en sus distintas áreas de enseñanza que se dividen en un curso regular de dos años de duración y un sistema de formación continua en el que funciona un conjunto de talleres de actualización, ampliación y perfeccionamiento profesional.

La enseñanza es realizada por cineastas en activo cuyos conocimientos están refrendados por la práctica, convirtiéndose de este modo el proceso docente en una experiencia viva, de constante actualización.

Es común encontrar en la muestra de realizadores jóvenes que cada año convoca el Instituto Cubano de Artes e Industrias Cinematográficas (ICAIC) a un numeroso grupo de estudiantes de San Antonio, así como encontrar a sus egresados, una vez de retorno a sus países de origen, en la nómina de premiados en los más célebres festivales de cine del mundo.

La Escuela Internacional de Cine y Televisión de Cuba está considerada como una de las instituciones más importantes de su tipo en el mundo y miles de profesionales de más de cincuenta países del orbe le conceden diversidad cultural y alcance multinacional.

Es una institución con personalidad jurídica y fines docentes, productivos e investigativos, sin fines de lucro y cuyo principal objetivo es la formación de recursos humanos en las disciplinas audiovisuales.

Su programa de estudios se divide entre los talleres teóricos y los ejercicios prácticos de manera que los futuros egresados posean al volver a sus países un perfecto dominio de ese oficio que equivale a un título universitario.

Además de la convivencia entre personas de distintas procedencias sociales y geográficas, lo que constituye una escuela paralela de intercambio de diversidades, el centro posee una mediateca que atesora importantes materiales de la historia del cine y actualizadas muestras de lo mejor que, en términos de cine, se produce en el mundo.

Cuenta también con un sello editorial que edita libros y folletos de interés para los estudiantes, así como con publicaciones periódicas impresas y digitales que dan a conocer los acontecimientos más relevantes de la vida en la escuela.

Estos treinta años han sido el cumplimiento de los sueños de los precursores del Nuevo Cine Latinoamericano que, como los ya fallecidos Gabriel García Márquez y Julio García Espinosa, lucharon incansablemente por su realización.

Cuba, siempre hospitalaria y solidaria, mucho ha contribuido a que ese sueño se haya podido concretar con resultados que son reconocidos en el mundo.

Deja un comentario

Top
Main menu