Usted está aquí
Inicio > Turismo > Agroturismo en Cuba

Agroturismo en Cuba

Agroturismo en Cuba

El agroturismo está vinculado con la producción, la cultura y las tradiciones de muchos rincones, y en Cuba tiene ejemplos distintivos con industrias que en su momento destacaron en la producción azucarera, como el Central Patria.

Muchos viajeros quieren conocer las interioridades de la industria azucarera nacional y para ello participan en excursiones que propician conocimientos sobre las tradiciones del dulce y toda una cultura vinculada a este sector.

Ello forma parte del agroturismo en desarrollo en el archipiélago y la posibilidad de pasarla bien, a la par de poder descubrir un interesante mundo. Muchos son los viajeros europeos, buena parte de ellos españoles, que quieren aprender de tales excursiones, de ahí el desarrollo de dicha modalidad.

Un buen ejemplo lo aporta el Central Patria, en la actualidad dedicado a museo. En sus salas se pueden ver, tanto al aire libre como en interiores, una rica muestra de la trayectoria de la industria del dulce en este país.

Los guías, además de reseñar al visitante los datos de más interés, acompañan a un grupo de actores que recuerdan otros tiempos, en épocas de la esclavitud. Las piezas industriales de antaño y un buen parque de locomotoras que marcaron épocas complementan la exhibición.

Incluso, al término de la visita, se viaja en un tren de la época por un paisaje azucarero hasta una finca en la que se realiza el almuerzo y se ponen en contacto con la vida, la gastronomía y las tradiciones campesinas; por el camino los conductores entregan a los viajeros canutos de caña de azúcar para que prueben su dulzor.

El Central Patria se encuentra a tres kilómetros de Morón, en la central provincia cubana de Ciego de Ávila (a 36 kilómetros de esa ciudad cabecera), a 75 de la turística cayería norte y a 500 de La Habana, la capital del archipiélago. Este central azucarero trabajó de 1914 al 2000.

En la década de los 90 del pasado siglo aparecieron problemas económicos que dieron al traste con la industria azucarera cubana, sobre todo en el año 1993, explican los guías a los turistas.

Hasta entonces, la economía nacional dependía en buena medida de la Unión Soviética y el Consejo de Ayuda Mutua Económica (CAME) del campo socialista desde donde se recibía soporte para los centrales azucareros del país, como maquinarias y fertilizantes, incluido el Patria.

En Cuba existían en aquel tiempo 176 centrales azucareros, y de los años 90 al 2000 cerraron más de 100 industrias cubanas de este tipo; el Patria pasó a un proyecto de museo que muchos viajeros agradecen.

De seis millones de toneladas por año se descendió a 1,8 millones en momentos en que bajó el precio del azúcar a nivel internacional y la isla enfrentó el llamado Período Especial en tiempo de paz, precisan los guías del museo.

Esa historia la refleja el Central Patria, donde sus trabajadores, no obstante los problemas, aportan una cota de optimismo a los visitantes, a partir del intento actual de recuperación de este rubro económico.

 

Visitar el lugar y tomar fotos de la maquinaria conservada para el turismo, o compartir con campesinos de la zona constituye un interesante recorrido y modalidad singular para un descanso activo en Cuba.

Deja un comentario

Top
Main menu