Usted está aquí
Inicio > Cultura > Centenario de Alberto Alonso: el coreógrafo de ballet de lo cubano

Centenario de Alberto Alonso: el coreógrafo de ballet de lo cubano

Alberto Alonso

Considerado el primer hombre que se dedicó al ballet en Cuba, el primer coreógrafo de la Isla pero, sobre todo, el artista que dio a la danza clásica cubana los rasgos de lo nacional, Alberto Alonso llega a su centenario y es recordado en todo el país con simposios, y artículos y crónicas en los medios de difusión.

En el mundo se le recuerda, sobre todo, por la creación de la excelente pieza Carmen o Carmen Suite, que le encargara especialmente la legendaria bailarina rusa Maya Plisetskaya después de haber visto en Moscú la película coreografiada por Alonso Un día en el solar y adivinar el gran talento del que era poseedor quien es considerado el mejor creador de ballet de todos los tiempos en Cuba.

Carmen Suite fue estrenada por el Ballet Bolshoi y la Plisetskaya en abril de 1967 y en agosto del mismo año la prima ballerina assoluta cubana Alicia Alonso la interpretó para el público de su país, convirtiéndola junto a Giselle en uno de los papeles más espectaculares de su brillante carrera.

Una historia española sirvió a Alonso para demostrar cómo podía insertar en ese personaje los rasgos de lo cubano que ya venían identificando toda su obra anterior, en la que supo mezclar la herencia afro y los ritmos de los bailes populares de su país a través de la técnica clásica.

Según los especialistas, la sensualidad expuesta en el personaje principal de Carmen Suite conllevó la inserción desde la cubanidad, la insularidad, el mestizaje y la transculturación propia del cubano.

Alberto supo llevar estos elementos a la danza académica y se dice que si bien Alicia puso a Cuba en el mapa del ballet, Fernando Alonso solidificó la metodología de una escuela hoy reconocida en el mundo, Alberto comenzó un estilo propio de coreografiar lo cubano y logró con Carmen, una historia española, poner a Cuba en la coreografía universal.

Alonso abrió el camino del ballet profesional en Cuba, por eso a pesar de haber muerto en 1991 lejos de su país (en Gainesville, Florida, Estados Unidos) los habitantes de la Isla le reverencian por su capacidad de innovación, genialidad e historia.

Se le considera el primero en llevar la cubanidad a la danza, por lo que su nombre forma parte indisoluble de esa tríada de Alonsos que conforma junto a su hermano Fernando y la gran Alicia, de quien dicho sea de paso fue el primer partenaire.

Aunque sin duda es Carmen lo que le otorga reconocimiento internacional, hay que recordar que el coreógrafo transitó por casi todas las manifestaciones de la danza cubana incluidos el Conjunto Folclórico Nacional, el Conjunto Nacional de Espectáculos, el Conjunto de Experimentación de Danza (el cual fundó y dirigió en 1962), el Teatro Musical de La Habana, así como la televisión, el cine, el cabaret y el teatro.

También numerosas compañías extranjeras lo contrataron. Entre ellas cabe mencionarse el Teatro Estatal de Moscú, la Scala de Milán, el Ballet de la Ópera de Berlín, el American Ballet Theater de Nueva York, la Compañía Nacional de Danza de México y el Teatro Lírico Nacional de España.

Para su esposa, Sonia Calero, una bailarina de raigambre popular estilizada, hizo numerosas coreografías también.

En mensaje enviado a las celebraciones por el centenario de Alonso en Cuba, ella expresó: “Alberto era un artista siempre con ideas muy avanzadas (…) siempre fue un innovador. Él estaba preocupado por el desarrollo de un estilo cubano de ballet y lo logró.

“Fue un gran coreógrafo y maestro, añade Calero, y conocedor del mundo artístico. Aprendí mucho, diría que todo, de él. Fui muy feliz a su lado”.

La primera coreografía de Alberto Alonso fue Preludios. Pero destaca también en su currículo la primera de temática social en Cuba: Antes del Alba.

La celebración de este centenario en Cuba ha servido para poner en su lugar a quien sin duda forma junto a Alicia y Fernando Alonso la trilogía de fundadores de la hoy reconocidísima escuela cubana de ballet.

 

Deja un comentario

Top
Main menu