Usted está aquí
Inicio > Turismo > Cobran auge bases de acampadas

Cobran auge bases de acampadas

campismo

Naturaleza y aventuras son modalidades recreativas que cobran auge cada año en Cuba, con una plataforma bien atractiva en las bases de campismo o acampada, cuyas operaciones oficiales ya suman 35 años y muchos adeptos.

De ahí que una buena parte de los viajeros que llegan aquí desean conocer los campamentos más estimulantes de todo el archipiélago.

La creación y desarrollo del Campismo Popular en Cuba cumplió el año que concluyó más de tres décadas, con un desarrollo que acumula experiencias en el disfrute de la naturaleza.

Ejecutivos del Grupo Empresarial de Campismo Popular, entre ellos el vicepresidente, José Avelino Grandal, señalaron que esta modalidad turística permite la participación tanto de nacionales como extranjeros, y abarca toda la Isla, iniciativa que comenzó su avance en 1981.

El Grupo cuenta con 15 empresas (una dirección en cada provincia) del país y la firma Cubamar, encargada de la comercialización. Suma esa estructura 29 agencias de ventas, y cuatro puntos itinerantes para las reservaciones, con un sistema automatizado.

Campismo Popular, como se conoce en Cuba a las acampadas, que comenzaron con tiendas de lona y ahora combinan este tipo de descanso con alojamientos de bajo costo, cuenta con 92 instalaciones (más de cuatro mil 620 cabañas y 19 mil 749 capacidades).

De las capacidades existentes, 15 mil 141 están disponibles para brindar servicio, sobre todo en los meses de verano —julio y agosto.

El sistema posee cuatro villas internacionales, ubicadas en las provincias de Pinar del Río (occidente), Cienfuegos (centro) y la oriental Santiago de Cuba, sumadas seis unidades extrahoteleras y dos puntos náuticos.

En la actualidad existe una amplia gama de posibilidades para el disfrute de aventuras, cabalgatas, juegos, paseos y encuentros culturales, diseñadas para todo vacacionista, en particular los jóvenes.

El principal objetivo del Campismo Popular lo constituye brindar una opción recreativa a la familia cubana, bajo el concepto de acampadas. Los directivos de esa compañía buscan incrementar la calidad de este tipo de turismo en un medio de un ambiente sano y en contacto con la naturaleza.

En tal sentido, se persigue recuperar 201 cabañas, de ellas 137 por mantenimiento y 64 por inversiones, además de realizar transformaciones en esos establecimientos, reparación de piscinas, viales y redes de distinto tipo.

Algunas de las bases más atractivas son Dos Hermanas, Cueva de los Portales, Escaleras de Jaruco, La Laguna, Río Canímar, Villa Internacional Guajimico y Los Cangilones, así como Puerto Escondido, El Yunque y Villa Internacional Aguas Claras.

 

Dos Hermanas (occidente)

 

Esta es una villa de primera categoría para el turismo nacional y extranjero, con cabañas que poseen baño interior y otras comodidades: aire acondicionado, alquiler de caballos, bar o snack bar, cafetería, piscina y pista de baile, entre muchas más opciones.

Está ubicada en el Valle de Viñales, Patrimonio Mundial como Paisaje Cultural de la Humanidad, entre elevaciones llamadas mogotes que sirven de marco a su belleza inigualable.

Desde allí se puede disfrutar de un interesante Museo Arqueológico, visitas a cuevas y lugares históricos, del Mural de la Prehistoria, del escalamiento de montañas y excursiones en bicicletas y a caballo, a las distintas cuevas del sistema cavernario de Santo Tomás.

 

Villa Internacional Guajimico (centro)

 

Calificada de primera categoría y dedicada al turismo extranjero, es un lugar sumamente agradable y con muchas comodidades y actividades.

Se encuentra junto a una ensenada de empinados acantilados, en la carretera que enlaza las ciudades de Cienfuegos y Trinidad.

Esta villa de nombre aborigen es sitio ideal para la práctica del buceo, donde encontrará un paraíso de fondos marinos, abundante ictiofauna, atractivos bosques, cuevas y pequeñas playas escondidas.

 

Villa Internacional Aguas Claras (occidente)

 

De primera categoría, para el turismo extranjero. Cercana a la ciudad de Pinar del Río y en tránsito al Valle de Viñales, se localiza esta villa.

La tranquilidad es su rasgo distintivo y está levantada en los terrenos de una antigua y hermosa finca de la campiña cubana.

En la ciudad de Pinar del Río, puede visitar la fábrica de tabaco y la del licor Guayabita del Pinar, bebida exclusiva de la provincia, y a solo 20 kilómetros, el famoso Valle de Viñales.

Deja un comentario

Top
Main menu