Usted está aquí
Inicio > Turismo > Golf en Cuba, modalidad que crece por año

Golf en Cuba, modalidad que crece por año

Golf en Cuba

Como forma de diversificar atractivos para la llegada de turistas a Cuba, las autoridades promocionan el golf —modalidad de deporte y recreo muy expandida en el mundo—, estrategia al parecer acertada.

Estos planes los corroboró la reciente realización del VIII Torneo Cuba Golf, en el balneario de Varadero, a unos 140 kilómetros al este de La Habana, en el único campo de su tipo en el país, con 18 hoyos.

Sin embargo, los organizadores confiesan las intenciones de un amplio plan de inversiones que puede dotar a la Isla de por lo menos unos 10 terrenos adicionales de este tipo.

El torneo lo organiza el Ministerio de Turismo (Mintur), mediante la compañía Palmares, con el patrocinio de firmas como la española Freixenet y Habanos S.A, entre otras muchas de varios países.

En el mundo realizan esta práctica unos 80 millones de personas, que conjugan, vacaciones, paseos y disfrute de playa, con golf, por lo que su peculiaridad es moverse de campo en campo, y por lo tanto muy conectado con los viajes de multidestino.

En esta oportunidad, en Cuba Golf participaron 50 jugadores de nueve países (Costa Rica, Canadá, Argentina, Estados Unidos, España, Reino Unido, Suiza, Surcorea y Cuba), muchos de ellos repitentes en sus visitas a la nación antillana, siempre por este deporte.

Y como novedad, el ganador más importante (el torneo entrega alrededor de 10 premios) resultó un cubano, Jesús Pérez, lo que demuestra que los lugareños buscan ponerse a tono tanto con el tema del deporte como con el turismo.

Precisamente, el director general de la empresa extrahotelera Palmares (organizadora principal), Jorge Luis Acosta, manifestó en la premiación su satisfacción y las potencialidades de dicho tipo de reunión en el futuro inmediato.

Durante los días del torneo, visitaron por pocas horas ese campo celebridades como la leyenda del golf, el australiano Greg Norman, quien inauguró la fiesta (el torneo transcurrió del 4 al 8 de octubre de 2016).

Norman constituye uno de los más exitosos profesionales de esta práctica, conocido como “el gran tiburón blanco” y catalogado como el golfista número uno del planeta por 331 semanas consecutivas.

El experto vino acompañado de otros especialistas, interesados sobre todo en las inversiones en Cuba, y la arquitectura y construcción de otros campos aquí.

El VIII torneo tuvo tres rondas o juegos de 18 hoyos y los competidores probaron suerte en tres categorías para dos modalidades: Medal play y Stableford.

Pero la síntesis de esta competición bien puede estar en que cada año llegan a Cuba más personas interesadas en jugar golf.

Con estos datos se puede deducir que el golf tiene futuro en Cuba, y permitirá un nuevo renglón para pasar vacaciones y conjugar este tipo de estancia con las modalidades de sol y playa, naturaleza, cultura, congresos, entre una muy amplia variedad de propuestas.

 

Diversificar, palabra de orden

El director general del Varadero Golf Club, José Tovar Pineda, dijo que su instalación diversifica los programas, sobre todo para el mes de octubre.

Luego de terminar el VIII Torneo Cuba Golf, y para el propio mes programaron otras tres competencias de fuerte impacto entre los jugadores, en el mismo terreno.

Señaló que a una semana del Cuba Golf juegan la Copa de la Hispanidad y poco después la Meliá, seguida de la Copa Super Club.

Dijo que se trata de los proveedores de clientes para estos encuentros, que ya alcanzan por año de 32 mil a 35 mil rondas, o juegos de 18 hoyos.

El ejecutivo aseguró que es importante el desarrollo de este deporte recreativo pues en el mundo, reiteró, lo practican más de 80 millones de personas, y Cuba incrementa sus planes al respecto.

En tal sentido, señaló que la idea consiste en traer a la Isla un segmento medio alto y diversificar las opciones de playa, para tener otro motivo de visitas de vacaciones, cuando por año ya esta nación atiende a más de tres millones de extranjeros.

Reseñó que se trata no solo de un motivo de viaje, sino de un estilo de vida, donde están vinculados los juegos con el alojamiento, y ya puede afirmarse que en Cuba el golf atrae personas fuera de la temporada alta turística (noviembre-abril).

Tovar Pineda recalcó las variadas perspectivas y las propuestas de las autoridades cubanas por potenciar el golf, al aprovechar las condiciones geográficas del país y la capacidad de este deporte de generar largas estancias.

El golf está asociado al desarrollo inmobiliario, y de esta manera ocurre en el mundo, lo que puede funcionar igualmente para Cuba.

Recordó que el Varadero Golf Club abrió sus puertas el 26 de octubre de 1999 y desde esa fecha hasta el presente se jugaron en ese lugar más de 500 mil rondas.

Este campo, explicó, fue diseñado por el arquitecto canadiense Les Forber, discípulo de una de las leyendas mundiales del golf, Robert Trade Jones, con quien trabajó por más de 14 años.

El campo permite un alto nivel competitivo, con los primeros nueve hoyos más sencillos y los siguientes complicados. Tiene hoyos pegados al mar, con una belleza increíble en su derredor y también exhibe tres espejos de agua.

La casa central al lado del hoyo 19 o bar de descanso, es la Mansión Xanadú, con restaurantes, algunas habitaciones y otras comodidades de lujo, y bellezas importantes.

Cada año, aseguró, son más los extranjeros interesados en jugar golf en Cuba, en particular en el terreno de Varadero, el balneario más importante de la Isla.

 

Deja un comentario

Top
Main menu