Usted está aquí
Inicio > Turismo > La Ruta del Tabaco, perfecto ingrediente para el turismo cubano

La Ruta del Tabaco, perfecto ingrediente para el turismo cubano

La Ruta del Tabaco, perfecto ingrediente para el turismo cubano

Una inusual ruta quedó abierta en septiembre de 2015 en la región más occidental cubana, la del tabaco, con ingredientes perfectos para quienes desean conocer a fondo pormenores del mejor puro Premium del mundo.

 

El tabaco habano atrae a muchos viajeros, sobre todo europeos, interesados no solo en degustarlo, sino en comprender el proceso que conduce a uno de los productos más cotizados en el planeta.

La apertura oficial de la Ruta del Tabaco tuvo su momento oportuno durante la realización de la X edición del Evento Internacional de Turismo de Naturaleza TURNAT 2015 en septiembre de este año, novedad que captó la simpatía de turoperadores y agentes de viajes.

Y fue una iniciativa sumamente elogiable, pues ese encuentro internacional dedicó su atención al turismo de naturaleza, aventuras y al agroturismo, con destacado espacio para las vacaciones de cara a la actividad, el conocimiento y la comprensión de las tradiciones locales.

Se trata de un recorrido que comienza en el kilómetro 120 de la Autopista Nacional, camino hacia el occidente del país, en particular hacia el macizo tabacalero de San Juan y Martínez, con colofón en la fábrica Francisco Donatién de la propia Pinar del Río, la ciudad cabecera de la provincia de igual nombre, lugar líder para la marca Vegueros.

No es por gusto, que tal Ruta se enseñoree en ese territorio, debido a que la región de Vuelta Abajo constituye el área de mejores condiciones para la cosecha del tabaco, en particular para las hojas dedicadas a la capa de los puros habanos, las que requieren un trabajo mucho más delicado.

 

Para entendidos y novatos

La ruta lleva por muchos sitios de interés, e incluye vegas, fábrica, puntos de información, restaurantes, alojamientos y muchos otros lugares.

Pese a lo antiguo de esta agroindustria (recordar que desde 1492, en su primer viaje a la Isla el almirante Cristóbal Colon tomó contacto con el tabaco), esta es la primera vez que se pone en vigor una ruta de este tipo, con fines turísticos.

Tal tipo de visita ya es habitual cada febrero durante el tradicional Festival del Habano, pero desde el punto de vista comercial.

Fábricas, despalillos, escogidas, plantaciones de los más destacados vegueros de la región componen el trayecto, precisa la delegada del Ministerio de Turismo en Pinar del Río, Déborah Henríquez Lorenzo.

La iniciativa, dijo, tiene el propósito de mostrar de manera detallada a los visitantes todos los pasos de una actividad que durante siglos distinguió a esta provincia.

Esa ruta parte del centro de información en el kilometro 120 de la Autopista Nacional, municipio de Consolación del Sur, en un centro con cafetería y tiendas conocido como Las Barrigonas, por las palmas de ese tipo que se encuentran en derredor.

De conjunto con el Consejo de la Administración Provincial se logró una selección de vegas, casas de curado y otras instalaciones de la preindustria y la industria, además de productores experimentos.

El recorrido lleva incluso al Valle de Viñales, a unos 150 kilómetros al oeste de La Habana, donde el bello paisaje y su colorido con predominio del verde inundan la mirada de los visitantes.

Las plantaciones en el trayecto aparecen en los municipios de Consolación del Sur, San Juan y Martínez y San Luís, tres localidades del triangulo de Vuelta Abajo, prácticamente la Meca del tabaco, donde se siembran cada año alrededor de 16 000 hectáreas de variedades de esa planta.

El tabaco cubano tipo Premium, o hecho a mano, es considerado por los expertos como el mejor de su tipo en el mundo, debido a la triple condición de suelo, clima y experiencia de los productores.

  

Quemado del Rubí, una finca para tener en cuenta

En el recorrido —a manera de ejemplo— se incluye una singular finca, Quemado del Rubí, dirigida por el cosechero Héctor Luis Prieto Díaz, seleccionado Premio Habano del Año en la esfera de la producción en 2008.

Este es un premio muy especial que se entrega en cada febrero en el Festival del Habano, al cual acuden un millar de personas de unos 60 países para intercambiar sobre la comercialización y las novedades tabacaleras cubanas.

Desde 1995 se instauró ese galardón, primero como Hombre Habano del Año y posteriorrmente convertido en Premio Habano del Año, con tres categorías, Producción, Negocios y Comunicaciones.

La finca Quemado del Rubí cuenta con una vivienda para quienes quieren pernoctar en el lugar, y otras novedades que explica Osvaldo Díaz, un campesino que se desempeña como guía y relaciones públicas del lugar.

Díaz recuerda, que Héctor Luís obtuvo el premio mencionado a los 36 años de edad, y con un inusitado orgullo entonces señala que se trata del Premio Habano más joven del mundo, galardón para el que es necesario tener un mínimo de 10 años de resultados productivos de calidad.

Señaló que en Quemado del Rubí tienen dos estilos de cultivo: tapado y al sol, con exitosos resultados. De ahí que se eligiera la finca para la ruta, y por tanto prepararon una casa de alquiler para quien quisiera quedarse allí y aprender más; además tienen 12 caballos para quienes quieren dar un paseo hasta los semilleros.

Al lugar llegan muchos visitantes y en un ranchón se preparan almuerzos de las receta tradicionales cubanas que gustan mucho. La finca cuenta con seis hectáreas de tierra de tabaco, pues siembran de 210 000 a 250 000 plantas de tabaco por año.

Pero la ruta es mucho más amplia, incluye la posibilidad de alojarse en las más de 400 habitaciones que existen en Pinar del Río, sobre todo en los hoteles Los Jazmines, Rancho San Vicente y la Ermita, en el Valle de Viñales, y desde allí realizar varias excursiones y senderos, y sumarse a la Ruta del Tabaco.

Pueden aprovecharse no solo los establecimientos estatales de la ciudad cabecera, sino también los alojamientos privados y los restaurantes de este mismo tipo.

 

Variedad en cuanto a la gastronomía, comer en casas de campesinos, caminar por la zona, tomar fotografías, toda una amalgama de sensaciones y experiencias que muchos valoran satisfactoriamente, para una ruta que exhibe el mejor tabaco Premium del mundo.

Deja un comentario

Top
Main menu