Usted está aquí
Inicio > Gastronomía > Los cinco alimentos que no deben faltar en tu bolso este verano

Los cinco alimentos que no deben faltar en tu bolso este verano

Los cinco alimentos que no deben faltar en tu bolso este verano

No, no temas. No estamos pensando en que conviertas tu bolso en una nevera portátil. Con las recomendaciones del experto en nutrición y autor de Tú eres tu medicina, Ata Pouramini, hemos elaborado una pequeña lista de alimentos con los que no te faltará ningún elemento básico en tus viajes.

1. Plátano. Si has decidido no sentarte a comer un primer o segundo plato, o acaso no puedes por encontrarte en plena visita turística, con este alimento no te faltará la energía para afrontar la jornada. Rico en hidratos de carbono y azúcares, te proporciona energía inmediata. Su alto índice de potasio previene la deshidratación, ya que regula los niveles de agua en el organismo. Es útil también en la regulación del cambio de horarios, porque su contenido en melatonina es el indicado para ello.

2. Pipas de girasol. Se trata de un alimento muy valorado por el alto índice en vitamina E que tiene. Un cuarto de taza te proporciona casi la cantidad diaria recomendada. La vitamina E nos protege cuando viajamos, ya que es un potente antibacteriano y antivírico y fortalece nuestro sistema inmunitario. También resulta un eficaz antioxidante, enemigo número uno de los famosos radicales libres y responsables del envejecimiento. También hay que tenerlo en cuenta si nos exponemos a las radiaciones solares.

3. Semillas de lino. Uno de lo superalimentos de moda, imprescindible para regular el tránsito intestinal, que, ya se sabe, sufre muchos cambios con los viajes. Se pueden llevar en el bolso y agregar a un zumo, a un batido y a una ensalada. Sus aportes de Omega 3 te servirán también para compensar cualquier carencia en el consumo de pescado. ¡Ah! Algunos estudios destacan sus propiedades afrodisíacas. Así que, ideales para las vacaciones…

4. Zanahoria. Por su dureza y resistencia, aguantará en tu bolso frío y calor. Es un valor seguro para calmar el apetito y la sed y, además, contribuye a tus necesidades diarias de verdura. Obvio decir que su contenido en betacaroteno la convierten en imprescindible en la protección contra los rayos solares.

5. Agua. Nunca la debes olvidar, sobre todo en las excursiones y al tomar el sol.  Ayuda a prevenir la deshidratación y a combatir el estreñimiento.

Deja un comentario

Top
Main menu