Usted está aquí
Inicio > Cultura > Marilyn Bobes: El placer de escribir

Marilyn Bobes: El placer de escribir

marilyn bobes

La poeta, narradora y periodista cubana Marilyn Bobes mereció el Premio Iberoamericano de Cuento Julio Cortázar en su edición 15 por su relato A quien pueda interesar, de “singular factura narrativa, que se adentra con gran sensibilidad y fuerza expresiva en los problemas sociales y éticos existentes en la Cuba actual”, al decir del jurado que le concedió el galardón entre más de 200 obras concursantes.

A pesar de que a lo largo de su carrera ha merecido premios prestigiosos, como dos veces el Casa de las Américas: de cuento (Alguien tiene que llorar, 1996) y novela (Fiebre invernal, 2005), entre otros nacionales e internacionales, la escritora recibió con emoción este nuevo lauro, que rinde homenaje al argentino Julio Cortazar, maestro del relato corto y la primera personalidad que entrevistó como periodista.

De sus motivaciones, preferencias literarias y proyectos habla Marilyn  Bobes en esta entrevista con Más Cuba, publicación de la que es colaboradora habitual.

 

¿Por qué y sobre qué escribe Marilyn Bobes?

Marilyn Bobes escribe por una necesidad de comunicación y tal vez porque es lo mejor que sabe hacer. Desde muy joven, en la escuela primaria, los trabajos de redacción escolar que los profesores nos encargaban eran de las tareas que más disfrutaba y de las más reconocidas por mis maestros. Esto quizás me llevó a inclinarme por ese ejercicio y a querer ser periodista para pasarme la vida llenando hojas en blanco. Tal vez el periodismo me llevó a observar y tratar de interpretar la realidad a mi manera. Por eso en todo lo que he hecho hasta hoy predomina el realismo. La imaginación añade aspectos que me alejan del puro testimonio para convertir lo que sucede a mi alrededor en argumentos más o menos ficticios pero que siempre toman como punto de partida lo que sucede a mi alrededor pasado por el filtro de mi subjetividad. Necesito mucho la complicidad de los lectores y lamento que ese hábito (el de la lectura) se esté perdiendo a favor de nuevas tecnologías que privilegian el gusto por el audiovisual.

 

¿Poesía o narrativa? ¿Cuento o novela?

Creo que la poesía es el género que menos frecuento en este momento de mi vida. Fue lo primero que escribí pero lo que en realidad deseaba era convertirme en una buena narradora. Tengo mis preferencias por el cuento aunque la novela siempre está entre mis proyectos, pero es lo que más me cuesta. Quizás porque soy impaciente y los cuentos puedo escribirlos de un tirón, pero una novela requiere mucho esfuerzo, mucha paciencia y casi siempre me pasa que lo que creo que va a ser una larga narración se me convierte entre las manos en un relato breve o largo, pero relato. Mi género ideal es el de la noveleta pero no he experimentado con ella porque las editoriales no gustan de él y prefieren o una colección de cuentos o una novela.

 

Además de este premio, has obtenidos otros, importantes, en géneros diversos, ¿qué significan para ti los premios?

Soy un poco insegura y los premios me dan esa sensación de que no soy tan mala escritora como a veces me parece. Pero a pesar de haber ganado algunos muy importantes (David, Casa de las Américas y ahora el Julio Cortázar) no me creo mucho “la mejor” de todos y todas las que presentaron sus textos a esos certámenes. Hay mucho de subjetividad y un poco de suerte.

Por otra parte hay un problema de visibilidad que esos reconocimientos le dan a tu obra, lo que significa más lectores. Y en los tiempos que corren está también el problema económico. Los escritores somos los creadores que más trabajamos y los peor pagados. Cosas del mercado. Y los premios nos dan un respiro para seguir, al menos por un tiempo, y no desconcentrarnos resolviendo los problemas que la vida cotidiana nos plantea.

 

¿Algún proyecto en perspectiva?

 

Otro libro de cuentos. Pero la idea está todavía en ciernes. A partir de A quien pueda interesar, el cuento con que gané el Cortázar, se abrieron caminos que deseo explorar y ojalá el periodismo me dé un poco de tiempo para la ficción, que es lo que más disfruto aun cuando escribir en su sentido más amplio es una de las cosas que más placer me proporciona como ser humano.

Deja un comentario

Top
Main menu