Usted está aquí
Inicio > Cultura > Plácido Domingo le canta a Cuba

Plácido Domingo le canta a Cuba

Placido Domingo

El tenor español Plácido Domingo cumple en estos días su ilusión de actuar en Cuba y promete regresar, porque quiere cantar para toda La Habana.

En esta ocasión el célebre intérprete se presenta en el Gran Teatro de La Habana “Alicia Alonso”, donde también ofreció una conferencia de prensa y fue recibido por la prima ballerina assoluta, directora del Ballet Nacional de Cuba, quien hace años lo había invitado a cantar en la Isla.

Habría preferido presentarse en un espacio público cercano al emblemático Malecón, porque sabe que cuenta aquí con incontables admiradores, pero ante las inciertas condiciones climáticas aceptó la sugerencia de actuar en el teatro, de gran relevancia cultural e histórica, pero de unas 1 500 capacidades —al que se accederá por invitación—, y unas 500 fueron reservadas por el equipo del propio artista.

No obstante, dos mil personas pueden seguir el recital en los alrededores de la sede, a través de grandes pantallas, y será grabado para ser trasmitido después por la televisión nacional.

Si el público queda satisfecho con el concierto quiero volver, porque yo quiero cantar para toda La Habana, dijo Plácido Domingo, que actuará con la soprano puertorriqueña Ana María Martínez, de padre cubano, su hijo Álvaro Domingo y la Orquesta Sinfónica Nacional dirigida esta vez por el estadounidense Eugene Kohn.

El programa de su presentación, que él califica de muy llamativo, incluye selecciones de óperas de su amplísimo repertorio, de zarzuelas, operetas y canciones cubanas, entre ellas obras de Gonzalo Roig y Ernesto Lecuona, dos de los compositores nacionales más importantes del siglo XX.

Sin embargo, su debut “no oficial” en el país ocurrió antes, al cantar Quiéreme mucho, de Gonzalo Roig, en improvisado dúo con la cubana Omara Portuondo, la diva del Buena Vista Social Club, en un hotel de La Habana Vieja al que artistas cubanos fueron a saludarlo.

En el encuentro con la prensa, el intérprete español contó que de niño tuvo una estancia de 48 horas en Cuba cuando viajaba en barco y recordó la emoción de sus padres, los cantantes de zarzuela Pepita Embil y Plácido Domingo, a su regreso de sus numerosas actuaciones en la Isla, donde eran muy queridos.

Por eso, entre sus actividades en el país, visitó el teatro Martí, lugar de actuación de sus progenitores, y recibió de la radio cubana un disco restaurado de canciones que su madre interpretó aquí.

 

Domingo, uno de los más afamados tenores de todos los tiempos, también ofreció un ensayo abierto al que pudieron entrar estudiantes de las escuelas de arte e integrantes del Teatro Lírico Nacional.  

Deja un comentario

Top
Main menu