Usted está aquí
Inicio > Gastronomía > Quimbombó, vocablo que resuena y esconde virtudes

Quimbombó, vocablo que resuena y esconde virtudes

quimbombo bola platano

Si desea enriquecer su menú, cocine con frecuencia el quimbombó, vegetal también conocido como okra, gumbo, quingombó, quingongó, chimbombó o ñaju (en México y Perú) y traído a América desde África.

La planta herbácea de origen africano se cultiva actualmente en varias regiones intertropicales de América, sobre todo en las tierras que baña el Mar Caribe y hasta las costas de la Louisiana, donde es joya de la cocina créole.

Habitual en la cocina cubana, en algunas regiones como Camagüey, se agrega a este guiso bolitas de harina de maíz tierno y plátanos pintones.

La forma principal de consumo de esta hortaliza es cocida, aunque en menor escala se consume cruda en ensaladas o deshidratada. Otras formas de preparación son las siguientes: cocida y aliñada con limón como ingrediente de numerosos guisos.

Los que no gusten del líquido gelatinoso del quimbombó pueden eliminar gran parte de este sumergiendo la vaina ya picada en agua con zumo de limón que, a los pocos minutos, podrá escurrirse para eliminar esa viscosidad.

En cuanto a sus cualidades terapéuticas, la okra contiene dos tipos de fibra, soluble e insoluble, las cuales son beneficiosas para la salud. La fibra soluble disminuye el colesterol malo o LDL y ayuda a estabilizar el azúcar en la sangre, debido al efecto de la fibra en el intestino, ayudando así a las personas que sufren de diabetes.

Por otra parte, la fibra insoluble ayuda a prevenir el estreñimiento, trabajando de una forma muy similar a las semillas de linaza y al psyllium. En los casos de dolencias gástricas y de garganta, se recomienda tomar tibio el líquido donde hirvió la okra e incluso hacer gárgaras con él.

 

Guiso de quimbombó con bolas de plátano

 

Ingredientes

  • 1 pollo
  • 1 kg de quimbombó
  • 2 cucharadas de grasa
  • 4 dientes de ajo
  • 2 cebollas medianas
  • 2 tazas de caldo de pollo
  • 2 cucharadas de jugo de limón
  • 3 plátanos pintones
  • 6 tomates
  • 2 ajíes
  • 3 cucharadas de puré de tomate
  • 1/8 taza de vino seco
  • Sal al gusto

 

Preparación

Limpie el pollo y quítele la mayor cantidad de huesos posibles. Córtelo en partes pequeñas. Con la mitad de otro pollo o los menudos, elabore un caldo. Lave el quimbombó en agua con limón y píquelo en ruedas. Lave y corte las especias finamente y haga con ellas una salsa. Agréguele el puré de tomate. Quite las puntas de los plátanos, deles un corte a la cáscara. Hiérvalos y cuando estén blandos quíteles las cáscaras y aplástelos para hacer las bolas.

 

En un recipiente adecuado y grasa caliente, dore ligeramente el pollo. Añada el quimbombó, jugo de limón, la salsa elaborada, el caldo, el vino seco y la sal. Déjelo cocinar durante 25 minutos aproximadamente. Un poco antes de terminar la cocción, añada las bolas de plátano. También se le pueden agregar bolas de maíz molido.

Deja un comentario

Top
Main menu