Usted está aquí
Inicio > Turismo > Séptimo Remate Élite de Caballos de Salto

Séptimo Remate Élite de Caballos de Salto

caballos

Compradores de México, Guatemala, Perú y Panamá participaron en el Séptimo Remate Élite de Caballos de Salto organizado en Cuba, que recaudó 541 mil euros, destinados al mejoramiento de razas, y protección de la flora y la fauna de este país.

En la puja, que tuvo lugar en el Centro Ecuestre de La Habana, se presentaron 32 caballos de la Real Sangre Holandesa (saltos), y el mejor vendido fue Grandeur, hijo de Indorado y Cálido, que alcanzó los 48 mil euros.

La subasta fue organizada por la Empresa Nacional para la Protección de la Flora y la Fauna (Enpff) y la compañía holandesa VDL-Stud.

La cría de caballos de salto en el archipiélago y la celebración de estas ya tradicionales subastas evidencian la versatilidad que ha ido adquiriendo el turismo en Cuba, que responde también al interés de los viajeros que organizan sus vacaciones vinculadas a deportes como la equitación.

El especialista en équidos de la Enpff, Edgardo Carulla, explicó que en 2005 se importaron de Holanda los primeros ejemplares de salto, criados en uno de los mejores centros de Europa, VDL-Stud.

En ese momento llegaron cuatro yeguas de cría y 14 potrancas de tres años. A partir de esta importación todos los años ingresan a la cría de Rancho Azucarero, en la occidental provincia de Artemisa, un grupo grande de ejemplares de dos y tres años, que son desarrollados, entrenados y manejados al mismo nivel que en su país original.

El rancho ya cuenta con 30 yeguas de cría y dos sementales, para concebir sus propios productos, con monta dirigida y la inseminación con semen importado, de los mejores sementales de esta raza en Europa.

Un equipo de especialistas del centro controla todos los parámetros morfológicos y de rendimiento, llevando una curva de crecimiento para no alejarse del estándar de la raza, y poder equilibrar el desarrollo de esos animales, con la alimentación y el manejo que cada etapa necesita.

El experto aseguró que en la actualidad, Cuba está más cerca de volver a tener jinetes y caballos con un alto nivel competitivo, para salir a la arena internacional, como años atrás, cuando se compitió en Juegos Panamericanos y Centroamericanos.

Reseñó que la raza holandesa apareció en la zona norte de Holanda, concebida para la práctica y desarrollo del deporte ecuestre de competición, en el cual se incluyen el salto de obstáculos y el adiestramiento, disciplinas de un deporte que tomó un gran auge en todo el mundo.

Sus orígenes son recientes, a partir de un grupo de criadores y expertos que formaron un caballo con los atributos de los campeones de la equitación moderna: elegante, fuerte, de buen hueso, potencia, alto rendimiento y una alzada en correspondencia con las nuevas exigencias del deporte.

 

Para ello no fijaron un cruce de razas especifico, pero sí pusieron su interés en aquellas generadoras de campeones en el pasado como: Holsteiner, Oldenburgo, Zangershein, Wesfeiler, el Silla Francés y el Pura Sangre Inglés. 

Deja un comentario

Top
Main menu