Usted está aquí
Inicio > Gastronomía > Viticultores estadounidenses invaden Cuba

Viticultores estadounidenses invaden Cuba

Wine collection - Red and white wine in

Una invasión pacífica ocurre en estos momentos de estadounidenses hacia Cuba, en un ejército formado por empresarios, como ocurrió recientemente con 100 viticultores de California, interesados en el mercado insular y su turismo.

Pese a que los titulares de los periódicos siempre apuntaron a problemas bélicos o amenazas desde Estados Unidos hacia Cuba, ahora acaparan la atención empresarios interesados en amistad y comercio con la Isla.

Ese fue el reciente caso de un amplio grupo, más amplio de lo habitual, de viticultores de California que pretenden, al menor tiempo posible, vender sus productos en el archipiélago, aunque para ello realmente tienen que esperar el cese de las medidas económico-comerciales de Washington contra La Habana de hace más de 50 años.

La novedad en cuanto a los productos de Baco, la trajo la realización en La Habana de un simposio de vinos de California, para remarcar el atractivo del mercado insular para empresarios de diversas esferas vinculadas al turismo.

En esa oportunidad, ocurrió un encuentro con la presencia por primera vez de 100 empresarios estadounidenses, a nombre de 50 bodegas con 150 tipos de productos en cartera y una cata que llevó a la organización de 25 sommeliers locales.

Junto con los californianos, compartieron no solo los cubanos, sino expertos de otros países como Luis Ortega Mateo, quien desde hace 27 años representa en esta isla los espumosos españoles Freixenet.

Además, trae desde hace un año vinos de California, mediante una fuerte representación de su firma catalana, que vende no solo en Cuba, sino en Centroamérica y el Caribe, con buenos resultados.

La presidenta del Instituto del Vino de California, Linsey Gallagher, dijo sentirse muy emocionada con la visita y el seminario en salones del Palacio de Convenciones de La Habana.

Reseñó que el grupo, convocado por USCava Exports, estuvo integrado por 100 vinateros con mucho entusiasmo por esta oportunidad, pues en Cuba se encuentran licores de todo el mundo como españoles, italianos o chilenos, pero ellos comienzan ahora a aproximarse.

Señaló que su instituto abarca a mil bodegas de California de casi cuatro mil existentes allí, y seis mil campesinos que laboran la uva en ese lugar (cerca del 10 % de los miembros de esa institución están ahora representados en esta visita).

Explicó que cuentan con casi 30 mercados y realizan mercadotécnica para las categorías de vinos, por tanto esperan, cuando se acaben las restricciones comerciales de Washington contra La Habana, poder vender sus vinos aquí, sobre todo de cara al turismo de manera directa.

Insistió en que trabajan con las autoridades de su país y la USCava Exports (promotora del simposio) para lograr en algún momento comercializar sus productos en Cuba, y además se apoyan en un grupo de sommeliers (presentadores de cartas de vinos) de este país.

Hace dos años, precisó, un grupo de esos sommeliers visitaron California y también colaboran en el empeño de que tales vinos estén en la Isla, y precisamente las catas de estos días llevan la preparación de esos entendidos locales.

Un ejemplo del interés y la búsqueda de equilibrio comercial está en el trabajo de Freixenet, como lo reconoce Ortega Mateo, cuya representación incluye más de 50 referencias de vinos y espumosos, tanto españoles como de otras nacionalidades.

 

Ese panorama y el desarrollo turístico cubano fue destacado por muchos asistentes al seminario como relevante para el futuro, y para la entrada a este archipiélago de los empresarios estadounidenses.

Deja un comentario

Top
Main menu