Cubarumba invita a disfrutar del ritmo patrimonio de la humanidad

Si quiere mover el cuerpo con ritmo, pero con libertad; disfrutar de la música y del momento, es recomendable que baile rumba, un género cubano conocido desde hace mucho en el mundo, potenciado en los últimos tiempos y declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco en 2016.

Cubarumba

Cualquier momento es bueno para acoplar el cuerpo a la invitación de la percusión, pero sobre todo en estos días que se celebra, del 28 al 30 de junio, el Festival Internacional Cubarumba Tata Güines In Memoriam, en esta ocasión de manera virtual por las restricciones sanitarias impuestas por la covid-19.

Músicos de una decena de países mostrarán online variantes de la percusión en América, África, Asia y Europa, en un programa que incluye conciertos desde casa, transmisión de documentales, entrevistas e intercambio de criterios entre artistas a través de Facebook, Twitter, Imstagram y el canal de YouTube de Tata Güines junior.

Entre los participantes figuran Kenichi Takuma (Japón), Ansu Abdu (África), Wawa Rivera (Argentina), Yeyo Martínez (México), DCanes (Holanda) Armando Asouline (Francia), Asocosalsa (Chile) y Frankie Figueroa (Puerto Rico).

De Cuba sobresalen Muñequitos de Matanzas, Timbalaye, Van Van, Bobby Carcasés, RumbaÁvila, Tata Güines Jr, Yoruba Andabo, Rumberos de Mayabeque, Tambores de Bejucal, Rumbatá, Orisha Oko, Obanwala y Kaidara.

En Güines, localidad perteneciente hoy a la provincia de Mayabeque se le rendirá especial homenaje en su 90 natalicio el 30 de junio a Tata Güines, uno de los principales percusionistas de la isla, con un estilo muy personal en la ejecución de la tumbadora.

Federico Arístides Soto Alejo, quien incorporó a su nombre artístico el de su tierra natal, recorrió el mundo con sus tambores, fundó en 1964 su propia agrupación: Tata Guïnes y los Tatagüinitos, y falleció en La Habana el 4 de febrero de 2008).

El Festival Cubarumba pretende estimular la creación artística de agrupaciones de rumba desde la comunidad, incentivar proyectos infantiles sobre la base del género folclórico y musical y destacar su valor social como patrimonio intangible de la humanidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Main menu