Usted está aquí
Inicio > Sin categoría > Fauna cubana: el mito de las iguanas

Fauna cubana: el mito de las iguanas

iguana

Las iguanas vienen de la prehistoria. Nada más hay que ver a una iguana para darse cuenta de que estamos ante una especie muy antigua. Son reptiles de gruesa piel y lomo recubierto de escamas en forma de cresta acorazada, unas criaturas bastante feas, realmente.

Habitan en zonas costeras de la franja tropical y subtropical del planeta. La mezcla de arenas y piedras es lo ideal para ellas, pues se guarecen en túneles de 12 y 20 centímetros de ancho, unos 310 de largo y 13 de alto, que ellas mismas cavan en ese medio.

La Iguana iguana o verde es la verdadera iguana, de acuerdo con los científicos. En el área caribeña, habita en las costas de varios países, desde México, pasando por Centroamérica hasta Colombia, así como en las Antillas menores. En las mayores, entre las que está Cuba, se conoce una subespecie llamada Cyclura nubila, de menor tamaño. De ella se conoce la azul de Gran Caimán (Cyclura nubila lewisi). En Bahamas, Jamaica, Islas Turcas y otras, también se reportan subespecies de la Cyclura. Posiblemente una de las poblaciones más grandes exista en Cuba, donde hay seis especies y 16 subespecies de Cyclura. Un dato conservador señala en más de un millar el número de esos animalitos, por lo que la luz roja del sistema de protección está encendida.

En Haití y Santo Domingo vive la llamada Cyclura cornuta, más agresiva que la cubana, que presenta encima de la nariz un cuerno en forma de uña. En las Antillas menores también hay una Iguana delicatssima. A la subespecie cubana se le llama Cyclura nubila nubila.

 

Veloz corredora y saltadora

El cuerpo de la iguana es el de un lagarto muy fuerte y su desplazamiento en general es lento, aunque si es necesario corre ágilmente y hasta salta. Su descripción general sería: reptiles de cuatro patas, de cuerpo musculoso, rechoncho. Posee una cresta dorsal en forma de serrucho y una suerte de colgajo en el cuello o papada, que tienden a contraer, no a expandir, cuando están incómodas. Tiene los cachetes cubiertos de placas duras, posiblemente para protegerse del roce de sus rocosos nidos.

Sus patas terminan en fuertes garras o peines. Con las delanteras cava y con las traseras se ayuda para tapar los huecos que abre.

En las cuevas donde habita, aunque convivan en gran número, lo hacen con cierta organización, algo así como “juntas pero no revueltas”. De acuerdo con los especialistas, el aspecto agresivo de las iguanas es pura apariencia.

Hasta pueden convertirse en mascotas del hombre. Identifican las voces y comen de la mano.

La Iguana iguana es más aérea que terrestre, es decir, que puede trepar hasta los árboles para conseguir alimento, pero la variedad de Cycluras de las Antillas mayores es más terrestre. En general, es un animal que teme al hombre. Su cuerpo, como el de todos los reptiles necesita de la temperatura ambiente para regular su propia temperatura.

Entre otros datos de interés diremos que las iguanas son magníficas nadadoras y suelen trasladarse de cayo en cayo por su propio esfuerzo. Tienen un buen oído y mejor visión.

Los lugares en que pueden contemplarse las iguanas en Cuba son Cayo Largo del Sur (en cayo Iguana concretamente), los cayos Coco, Guillermo y Romano y en cayo Santa María; hacia el Occidente en el Parque Nacional Marino Costero Península de Guanahacabibes, y en general en la parte pedregosa y menos habitada del litoral norte de la Isla. Es usual verlas tomando el sol, para regular su temperatura.

 

Aunque no es agresiva gratuitamente, si se le ataca, cosa que no recomendamos hacer a nadie, puede dar fuertes coletazos, mordidas o cortes con sus garras. Pero sabemos que el viajero de buena fe, sabrá respetar el espacio que este animal tan especial se ha ganado dentro de la naturaleza. 

Deja un comentario

Top
Main menu