Playa Pilar, maravilla medioambiental en Cayo Guillermo

El reconocimiento de las dunas de Playa Pilar —maravilloso escenario natural en el destino turístico Jardines del Rey— como Área Protegida, hace justicia a uno de los sitios naturales más hermosos y mejor conservados entre los balnearios de Cuba.

Esta designación, con categoría de Elemento Natural Destacado, le imprime especial importancia medioambiental a esas elevaciones arenosas, consideradas las más altas del Caribe.

La construcción de pasarelas de madera sobre pilotes desde los hoteles y ranchones hasta el mar constituye una de las acciones que se realizan para proteger las dunas. Esto obedece a la gran afluencia de turistas que llegan a la zona para deleitarse con los atributos naturales presentes, entre ellos los del fondo marino, formado por una barrera de coral que muestra una impresionante fauna.

En 2018, el frente costero del hotel Iberostar Playa Pilar, con categoría cinco estrellas, construido próximo al área, fue beneficiado con un depósito de arena, lo cual le dio más calidad al producto turístico que allí se ofrece.

De igual manera, se mantiene el control de la zona para proteger su regeneración natural y reforestación con plantas nativas costeras, como incienso, boniato de playa, mate y salvia de costa, debido a los beneficios que prestan las dunas en el resguardo de las playas.

Ello facilita, igualmente, el desarrollo de vegetación y fauna de gran relevancia ecológica; protege las aguas subterráneas al evitar el ingreso de agua salina y conserva un espacio de recreación y esparcimiento por excelencia como es la playa, en tanto le retribuye el material perdido a consecuencia de las penetraciones del mar o los grandes vientos.

Con sus arenas blancas y finas, Playa Pilar está considerada entre los mejores balnearios de Cuba y el Caribe, según encuestas de grupos y turoperadores internacionales, quienes aprecian sus cálidas y transparentes aguas de color azul.

Jardines del Rey se privilegia, además, de contar en Cayo Coco con las dunas Lomas del Puerto, clasificadas como las segundas en tamaño de la zona caribeña con 10 y 14 metros, y tanto estas como las de Pilar tienen características muy peculiares, pues son colinas estabilizadas que no migran.

(BuenViaje a Cuba)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Main menu