La danza de las tablas al audiovisual

Para seguir ofreciendo arte en los difíciles tiempos de la Covid-19, la danza ha cambiado las tablas por diversos escenarios audiovisuales y ofrece para estos días versiones de piezas clásicas del repertorio mundial de ballet, como Coppelia y La muerte del cisne.

En emisión especial del espacio televisivo La danza eterna, el afamado Ballet Nacional de Cuba presentará el domingo 5 de abril la primera de esas coreografías, original de Arthur Saint-Léon, protagonizada por Viengsay Valdés, directora general de la compañía, Osiel Gounod y Félix Rodríguez.

La transmisión es una manera de compensar la posposición de la temporada de Coppelia que el BNC tenía programada en ocasión del aniversario 150 del estreno de ese ballet, y con ella se une la iniciativa de los artistas cubanos de mostrar su arte a través de la televisión en momentos como los que está atravesando el mundo en la actualidad.

La grabación que se presentará ahora fue realizada bajo la dirección de Roberto Ferguson, el 3 de noviembre de 2012, en el Teatro Karl Marx, durante el XXIII Festival Internacional de Ballet de La Habana.

Desde Gran Bretaña, el reconocido bailarín y coreógrafo cubano Carlos Acosta, director del Birmingham Royal Ballet, ofrecerá online una adaptación de la poética coreografía La muerte del cisne, creada por Mijaíl Fokin en 1905, en la que el ave, herida, agoniza y muere.

Vamos a presentar para usted una de mis piezas favoritas. He cambiado el final a propósito, así que este es un baile sobre la vida, sobre la esperanza, expresó Acosta citado por Prensa Latina.

La pieza, señaló la agencia, podrá verse desde el 8 de abril, como parte del festival de arte digital Culture in Quarantine, y a partir de esta fecha la compañía transmitirá contenidos online, el primero de ellos una clase de ballet en vivo dirigida por el maestro Dominic Antonucci,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Main menu