Día de los padres, una celebración merecida

El día de los padres, que cada año se celebra el tercer domingo de junio en Cuba, constituye un merecido homenaje a los hombres que, cada día, con su amor y dedicación hacia los hijos son imprescindibles en la vida de la familia.

día de los padres

 

Y si la madre es importante, la presencia del padre no se queda atrás, pues representa el patrón masculino a seguir, sobre todo por los varones, quienes lo ven como un ejemplo de actuación en la vida futura.

La primera celebración en Cuba del Día de los Padres tuvo lugar el 19 de junio de 1938 por iniciativa de la escritora, poetisa y destacada pedagoga Dulce María Borrego.

Según se conoce, este homenaje tiene como antecedente a la norteamericana Sonora Smart Doddse, quien en 1909 propuso señalar un día especial para honrar a su padre, Henry Jackson Smart, veterano de la guerra civil, que enviudó y quedó a cargo del cuidado de seis niños. En ese momento la propuesta no tuvo éxito.

Un año más tarde el Día de los Padres se celebró por primera vez el 19 de junio, en Spokane, Washington, fecha del cumpleaños del padre de Sonora, aunque no fue hasta 1924 cuando se declara como celebración nacional. Posteriormente, en 1966, el entonces presidente Lyndon Johnson aprueba de forma oficial al tercer domingo de junio como Día del Padre.

Ese homenaje prácticamente se celebra en todos los países del orbe, aunque la fecha varía según las tradiciones locales. Al igual que en Cuba y Estados Unidos, en muchas otras naciones se festeja el tercer domingo de junio, entre ellas se encuentran: Argentina, Bahamas, Barbados, Belice, Canadá, Chile, Colombia, Ecuador, Guatemala, Guyana, México, Panamá y Puerto Rico.

En Nicaragua, por ejemplo, se celebra el Día de los Padres el 23 de junio;  en Haití el último domingo de este mes; en tanto en julio se celebra el segundo domingo en Uruguay y el último domingo en Republica Dominicana. En Brasil el segundo domingo de agosto.

Muchos otros días de diferentes meses del año han escogido otros países para esa celebración. Sin embargo, lo que si tienen en común es que el día escogido tiene el bello propósito de homenajear al hombre que contribuyó al nacimiento de sus hijos y, por supuesto, a la crianza para convertirlos en hombres y mujeres útiles en el futuro.

(Mercy Ramos)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Main menu