Guantánamo: naturaleza e historia

Guantánamo o “tierra entre ríos” es una provincia del oriente cubano, de bellos paisajes, en cuyo territorio se desarrollaron algunos de los hechos más trascendentales acaecidos en la isla desde finales del siglo XV.

En el año 1511, el conquistador y Adelantado Diego Velázquez fundó en este lugar la primera villa de Cuba, Baracoa. En 1797 se asentaron colonos franceses que huían de la Revolución de Haití, y que dejaron una notable influencia en la arquitectura y en los cultivos de café y cacao que caracterizan la agricultura guantanamera.

Guantánamo cuenta hoy con 11 municipios, siendo su capital la ciudad del mismo nombre. Ocupa una superficie de 6187 kilómetros cuadrados , y entre sus principales atractivos turísticos destacan algunas áreas del Parque Nacional Alejandro de Humboldt, que forman parte de la Reserva de la Biosfera Cuchillas del Toa; el Zoológico de Piedra que muestra animales, aborígenes y palenques de esclavos tallados en rocas; la catedral de Santa Catalina de Ricci, que se supone sea la más pequeña del mundo; así como varios museos y el sitio histórico Playitas de Cajobabo, por donde desembarcaron, el 11 de abril de 1895, los próceres José Martí y Máximo Gómez, para incorporarse a la última batalla cubana contra el colonialismo.

Pero, sin dudas, es Baracoa el principal atractivo turístico de la provincia. La “Ciudad Primada”, como también se le conoce, fue en 1511 la sede del primer cabildo y de la primera catedral, así como capital de Cuba durante tres años. Las serranías de la zona son un verdadero paraíso de la flora y fauna en el Caribe insular, región incluida entre los 34 puntos clave de la biodiversidad en el planeta según el Foro Mundial para la Naturaleza (WWF).

A la provincia se accede mediante carreteras, atravesando el afamado viaducto La Farola, considerado una de las siete maravillas de la ingeniería civil cubana.

La autenticidad guantanamera está presente en sus productos típicos a base de cacao y coco, sus ríos legendarios y la conservación de sus tradiciones y bailes autóctonos, entre los que sobresale el Nengón y el Kiribá. Esta tierra se destaca por su diversidad cultural, manifiesta en eventos como la Fiesta a la Guantanamera, Fiesta de las Aguas y Festival del Changüí.

Entradas relacionadas

Leave a Comment