Ideas preconcebidas sobre la artrosis: ¡distingue lo verdadero de lo falso!

En este artículo compartimos con ustedes algunas de las ideas que se preconciben sobre la artrosis y que pueden ser erróneas.

¿Es lo mismo la artritis que la artrosis?

FALSO. La artritis y la artrosis se confunden a menudo. Aunque estas dos enfermedades comunes causan dolores reumáticos, difieren en varios puntos. La artritis es una enfermedad inflamatoria acompañada de la secreción de quinina, una sustancia que pueden alterar la estructura de la articulación. Por su parte, la artrosis se considera una enfermedad “mecánica” ya que se debe a una alteración del cartílago por desgaste progresivo. Debido a sus diferentes orígenes, estos dos reumatismos tampoco tienen los mismos síntomas. La artritis es de origen inflamatorio y puede provocar dolor en cualquier momento, tanto en reposo como en movimiento. Al contrario, la artrosis causa principalmente dolores durante los movimientos que tienden a desaparecer en reposo.

 

¿La artrosis puede afectar a varias articulaciones?

VERDADERO. La artrosis puede ocurrir en diferentes niveles del organismo. Sin embargo, algunas zonas se ven más afectadas que otras. En el 70-75% de los casos, la artrosis afecta a la columna vertebral. En este nivel, puede afectar tanto a las cervicales como a las lumbares. En el 60% de los casos, también se ven afectados los dedos. Y la lista, por desgracia, no se detiene allí, ya que hay riesgo de sufrir artrosis en las rodillas, las caderas, los hombros, las muñecas, el codo o los pies.

 

¿La artrosis causa sufrimiento siempre?

FALSO. Contrariamente a la idea preconcebida, es posible tener artrosis y no saberlo. De hecho, esta enfermedad común puede aparecer de diferentes maneras en función de la persona. Puede instalarse muy lentamente durante varios años, con poco o ningún dolor. Desafortunadamente, la artrosis también puede evolucionar muy rápidamente en cuestión de unos años. Entonces, el dolor es muy intenso y la degradación de las articulaciones, muy marcada.

 

¿Puede surgir una crisis de artrosis en cualquier momento?

VERDADERO. La artrosis puede ser menos dolorosa durante determinados periodos; sin embargo, pueden surgir dolores intensos de forma espontánea. Estos casos se denominan crisis de artrosis y se caracterizan por dolores similares a los de la artritis. Son agudos y suelen producirse por la mañana o por la noche. Estos episodios de dolor pueden durar varios días. A menudo señalan un agravamiento de la enfermedad.

 

¿Es la artrosis una enfermedad relacionada con la edad?

VERDADERO Y FALSO. Con la edad, el cartílago de las articulaciones se desgasta de forma natural, razón por la cual la artrosis es una enfermedad muy común entre las personas de edad avanzada. De media, el 65% de las personas mayores de 65 años se ven afectadas. Esta cifra asciende al 80% por ciento a partir de los 80 años. No obstante, la artrosis no solo está relacionada con la edad. Puede manifestarse en adultos jóvenes, especialmente los que practican una actividad física intensa.

 

¿”Sonarse” los dedos causa artritis?

FALSO. Según una creencia popular, sonarse los dedos con frecuencia podría favorecer la aparición de artrosis en las manos o los dedos. Se han planteado muchas hipótesis para explicar el origen y los efectos de estos crujidos articulares. Pero ahora sabemos que esta creencia es falsa. Un médico de California hizo la prueba, sonándose a diario los dedos de la mano izquierda. Cincuenta años más tarde, no observó diferencias significativas entre ambas manos. Esto tranquilizará a los que se suenan las articulaciones cada día.

 

¿Las fracturas favorecen la aparición de la artrosis?

VERDADERO. Hacerse sonar las articulaciones no parece aumentar el riesgo de artrosis, pero se han identificado otros factores de riesgo. Entre ellos, cabe mencionar las fracturas y otras lesiones como esguinces y luxaciones. Sucede lo mismo para algunas enfermedades articulares como la poliartritis reumatoide. Las presiones significativas y reiteradas en las articulaciones también puede favorecer el desgaste del cartílago. Los estudios también han demostrado que el riesgo de desarrollar artrosis es superior entre las personas con sobrepeso.

 

¿Debe prohibirse el deporte en caso de artrosis?

VERDADERO Y FALSO. Es cierto que hay que evitar los esfuerzos durante las crisis de artrosis. Sin embargo, no debemos dejar que esta inactividad dure demasiado. De hecho, debe mantenerse la actividad de las articulaciones para limitar la destrucción del cartílago. Por lo tanto, es esencial mantener una actividad deportiva asidua en caso de artrosis, priorizando los deportes de intensidad moderada. Por ejemplo, puedes elegir caminar o hacer senderismo, yoga, gimnasia suave o natación. Esta última también es una excelente opción porque la presión en las articulaciones es mucho menor en el agua. Los estiramientos también pueden ayudarnos a mantener una buena movilidad articular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Main menu