Proyectos cubanos contra la covid-19

Las instituciones del grupo BioCubaFarma, integrado por las industrias de la biotecnología y la farmacéutica de la isla, trabajan en 15 proyectos para enfrentar la covid-19 desde diversos ámbitos.

Proyectos cubanos

Seis de ellos se orientan al tratamiento a pacientes con la enfermedad, otros seis para el uso profiláctico en diferentes grupos de riesgos, dos son diagnosticadores y un equipo médico (un modelo de ventilador artificial), informó el director de Ciencia e Innovación del grupo, Rolando Pérez Rodríguez.

De esos 15 proyectos, precisó, hay nueve productos en estudios clínicos o en ensayos de intervención en pacientes de riesgo y grupos vulnerables, y otros seis están en fase de investigación y desarrollo en los laboratorios de las empresas del grupo.

Además, existen otros proyectos en fase de diseño o fase temprana de investigación, en estados iniciales, añadió el científico en el programa televisivo Mesa Redonda.

Al respecto, señalo que esto demuestra la capacidad de respuesta de la industria cubana para enfrentar la epidemia, con base en los antecedentes científicos de las instituciones surgidas a partir de la década de 1980 y cuyo producto pionero fue el interferón, empleado contra la covid-19 en diversos países.

El representante de BioCubaFarma aclaró que todas las investigaciones clínicas y las intervenciones a escala poblacional han sido debidamente autorizadas por la entidad regulatoria cubana, y serán oportunamente evaluadas y reportadas para dar a conocer la experiencia nacional.

Los productos se enfocan en incrementar la inmunidad innata de las personas, reducir la carga viral en los inicios de la enfermedad y reducir la reacción hiperinflamatoria en los pacientes que la desarrollan, sobre todo en los grupos vulnerables (adultos mayores o con patologías de antecedente).

Pérez Rodríguez señaló como ejemplo que en la etapa inicial del tratamiento se utiliza el Interferón Alfa 2B, y para el manejo de la reacción inflamatoria se estudian un anticuerpo monoclonal del Centro de Inmunoensayo y un péptido del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB).

También se están evaluando cinco productos biotecnológicos para uso profiláctico, como la Biomodulina-T (estimulador de la inmunidad celular en personas de más de 60 años), el Factor de Transferencia, también estimulador de la inmunidad celular, usado en pacientes que padecen de algún tipo de inmunodeficiencias, y el CIGB 2020, un producto novedoso, inmunopotenciador.

El especialista indicó que además hay un candidato vacunal que contiene componentes de la vacuna cubana contra la meningitis, y se trabaja en los laboratorios del CIGB en una vacuna para inducir inmunidad protectora específica, un proyecto futuro que permitirá un control a largo plazo de la enfermedad.

Entradas relacionadas

Leave a Comment