Físicamente aislados, virtualmente juntos

El aislamiento a que está obligada prácticamente toda la humanidad debido a la expansión de la covid-19 es, afortunadamente, mayormente física gracias a las redes sociales y en general internet, que propicia la comunicación interpersonal en instantes.

internet

Hoy por hoy es mucho más fácil interactuar con el prójimo de manera virtual que recorrer unos pocos kilómetros para encontrarnos con familiares y amigos, o realizar alguna gestión.

Según estadísticas internacionales, la red social más utilizada en todo el planeta es Facebook con más de 2 400 millones de usuarios activos al mes, en tanto YouTube tiene unos 2 000 millones.

En esos sitios, entre otros, así como en numerosas páginas y buscadores como Google y Yahoo, se encuentran casi de forma inmediata los últimos acontecimientos que suceden en el mundo.

En estos tiempos permiten además que las personas conozcan de primera mano las medidas que deben adoptar para evitar el contagio y ayudan a que la vida sea más llevadera.

A través de internet y de las redes se puede laborar desde casa, de ahí que el trabajo a distancia es una importante opción para no permanecer ociosos que ha proliferado mucho en la actualidad.

Los músicos, por su parte, continúan creando e, incluso, realizan presentaciones de nuevas producciones y conciertos online.

También numerosos grupos de teatro presentan puestas en escena, los artistas de la plástica realizan exposiciones virtuales, los amantes de la buena lectura tienen la posibilidad de bajar libros completos… todo lo cual contribuye a llenar el período obligado que hay que permanecer en casa.

La historia de internet empezó a gestarse luego del desarrollo de las computadoras electrónicas en la década del 50 del pasado siglo. Inicialmente se originaron las ideas en varios laboratorios informáticos de Estados Unidos, Reino Unido y Francia, y la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada (ARPA), cuyo nombre cambió a Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa (DARPA), puso en funcionamiento la primera conexión de ordenadores.

A partir de entonces comenzó a desarrollarse internet y en 1962 se encuentra la primera descripción documentada acerca de las interacciones sociales que podrían ser propiciadas a través del networking (trabajo en red).

En los años 80 se lograron tecnologías que pueden señalarse como las bases de la moderna internet, las cuales comenzaron a  expandirse por todo el mundo, y en los noventa se introdujo la World Wide Web (WWW), que se hizo común, como la conocemos en la actualidad.

La primera red social SixDegrees se creó en 1997 (hasta el 2001). Posteriormente surgieron muchas otras para diferentes propósitos, pero con algo importante en común: permitir la comunicación rápida y eficaz.

Entre los servicios disponibles en internet además de la web se encuentran el acceso remoto a otras máquinas, transferencia de archivos, correo electrónico, conversaciones en línea, transmisión de archivos y sitios comerciales que permiten realizar compras online y operaciones bancarias, entre otras gestiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Main menu