Usted está aquí
Inicio > Gastronomía > Seis trucos para preparar una auténtica hamburguesa americana

Seis trucos para preparar una auténtica hamburguesa americana

Seis trucos para preparar una auténtica hamburguesa americana

Preparar una verdadera hamburguesa americana requiere de unos principios claros y sencillos que muchos olvidan cuando se ponen delante de los fogones. Las combinaciones de ingredientes son infinitas, pero todas deben guardar un mínimo denominador común si quiere preservar la esencia.


Para conseguir el punto perfecto en cada receta, New York Burger, pioneros en introducir el concepto de hamburguesa gourmet y con tres restaurantes en Madrid, ha elaborado un listado con seis trucos básicos para conseguir un plato de calidad:

1. La picada de la carne
Acudir al carnicero de confianza y pedirle materia prima de primera calidad es tan importante como su corte. Una buena picada potencia el sabor al tiempo que se consigue una melosidad agradable en boca.
2. A la parrilla, por favor
Evitar el empleo de sartenes para “freír”, ya que siempre se logra un mejor resultado a la parrilla. Si no tenemos en casa parrilla o barbacoa, siempre podemos usar una sartén con base dentada que hace las veces de esta y preserva el sabor de la carne.
3. Pan tierno y suave
Existen multitud de panes para todos los gustos, desde integrales, con semillas de sésamo o amapola, foccacia acompañada de romero y aceite o hasta de cereales, pero todos tienen que tener una miga blanda que se empape del jugo de los ingredientes y que permita que estos se entremezclen.
4. Vegetales frescos 
Frescor y dulzor, las máximas que se buscan al añadir vegetales a una buena hamburguesa. Un básico siempre ha sido la cebolla. A la plancha, cruda, caramelizada, morada o chalota… También disponemos de opciones más exóticas como el aguacate, en formato guacamole, o de una salsa casera de arándanos o frutos rojos, que combinan muy bien con quesos con cuerpo.
5. Acompañante de primer nivel, el queso
Incluir una rebanada de queso americano genera untuosidad, pero con la gran oferta que existe en el mercado cualquier combinación es válida. Desde un queso más fuerte como el azul o parmesano hasta uno más suave como philadelphia o mozzarella. 
6. Salsas para acompañar, pero sin eclipsar
Emplear kétchup, mayonesa, barbacoa o mostaza siempre ayuda a potenciar el sabor de los ingredientes. No obstante, hay que agregarlos de forma racional, ya que un uso excesivo de la salsa puede homogeneizar todos los sabores y perder la esencia de la receta.

Deja un comentario

Top
Main menu