Sandía y melón para el verano

Para refrescarnos en el verano, y también para fortalecer nuestra salud, es ideal consumir frutas, sobre todo sandía y melón que, además de sabrosas, aportan vitaminas y minerales.

En tajadas al natural, en zumos o como parte de ensaladas, la sandía y el melón pueden ingerirse en relativamente grandes cantidades pues, a pesar de su dulzor, son muy bajas en calorías.

Debido a su gran contenido de agua, estas frutas son especialmente hidratantes y recomendables en medio del calor veraniego porque contribuyen a reponer el agua y las sales minerales perdidas a través del sudor.

La sandía y el melón tienen numerosas vitaminas, entre ellas la C, los betacarotenos (precursores de la vitamina A), con propiedades antioxidantes y de prevención de algunos tipos de cáncer; así como licopeno, que ofrece beneficios similares, y sales minerales como potasio, calcio, magnesio y ácido fólico.

Por sus apreciables propiedades, estas frutas son también aconsejables por sus efectos laxantes y diuréticos, y están indicadas para afecciones del corazón y el riñón, y también fortalecen los dientes y los huesos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Main menu