Usted está aquí
Inicio > Turismo > Ciénaga de Zapata, invitación de la naturaleza

Ciénaga de Zapata, invitación de la naturaleza

Por: Ana María Ruiz.

Refugio de piratas siglos atrás, la Ciénaga de Zapata, en la porción suroccidental de la isla de Cuba, da abrigo hoy a una rica y variada fauna, en un entorno de impresionante vegetación y áreas acuáticas, que constituyen una invitación prácticamente insoslayable para los amantes del turismo de naturaleza.

Senderismo, observación de aves y de fauna y flora silvestre en general, pesca, playa, buceo… están entre las posibilidades que ofrece este territorio de unas 490 000 hectáreas, declarado Reserva de la Biosfera y sitio Ramsar (humedales de interés internacional).

La Ciénaga, que incluye un Parque Nacional y áreas protegidas, es considerada el mayor y mejor conservado humedal del Caribe insular, cubierta en gran parte de exóticas formaciones vegetales, ríos, lagos, cavernas inundadas, piscinas naturales, zonas vírgenes y sabanas típicas de ciénaga que brinda refugio al 30 % de la fauna autóctona.

Allí se encuentran más de mil especies de plantas y, entre otras, dos especies de vertebrados acuáticos en amenaza de extinción: el manatí (Trichechus manatus manatus), y el manjuarí (Atractosteus tristoechus), considerado un fósil viviente por el primitivismo de su estructura corporal.

En la fauna silvestre figura la mayor población del cocodrilo cubano (Crocodylus rhombifer), y habita asimismo el cocodrilo americano (C. acutus), así como los tres géneros cubanos de jutías (Mesocapromys nanus, Capromys pilorides, Mysateles prehensilis).

Ciénaga de Zapata
© Rafael Sanz Vidal

De particular interés resulta la avifauna con 258 especies, la de mayor diversidad de Cuba. Destaca la presencia de tres aves endémicas amenazadas: la gallinuela de Santo Tomás (Cyanolimnas cervarai), la ferminia (Ferminia cervarai) y el cabrerito de la ciénaga (Torreornis inexpectata inexpectata).

Ciénaga de Zapata
Cabrerito de la Ciénaga

También nidifican otras variadas especies, como tocororo, cotorra, catey, cartacuba, zunzún, zunzuncito, grulla cubana… y la región constituye además refugio natural de miles de aves migratorias provenientes de América del Norte.

Atractivos terrestres y marinos

Zapata es una península que ocupa el extremo sur de la provincia de Matanzas y cuya forma recuerda un zapato, aunque su nombre se debe a un colono, Francisco Zapata, a quien las autoridades coloniales entregaron parte del territorio en 1635. La extensa zona, que muchos llaman tesoro natural, cuenta con numerosos sitios y opciones para un viaje que puede combinar recreación y conocimiento sobre la biodiversidad, sociocultural e histórico. La Laguna del Tesoro, el mayor espejo de agua dulce del país, es uno de los puntos de interés para los viajeros, rodeada de abundante vegetación, con profusión de aves que por allí pasan, una gran población de truchas y un criadero de cocodrilos, entre otros atractivos.

Existe en el lugar el centro turístico de Guamá, con cabañas construidas sobre pilotes e interconectadas mediante puentes de madera y una singular aldea taína que recuerda a los aborígenes que habitaban Cuba antes de la colonización española. Una veintena de esculturas de taínos de tamaño natural, creadas por la destacada artista plástica cubana Rita Longa, reproducen las actividades, los instrumentos de trabajo y la vida cotidiana de esta cultura precolombina, la más desarrollada de las establecidas en el archipiélago.

ciénaga de zapata

Entre los mejores destinos para la pesca deportiva en el Caribe están Las Salinas de Brito, de aguas someras a escasa distancia del mar, donde se practica la pesca con mosca en la modalidad de captura y suelta. El área, visitada cada año por más de 30 000 personas, constituye también santuario durante el invierno de unas 65 especies de aves migratorias, como flamencos, garzas, pelícanos, espátulas o sevillas, además de poderse avistar otras autóctonas.

ciénaga de zapata
Observación de aves

Para los amantes del snorkeling y el buceo hay varios sitios perfectos, entre ellos la Cueva de los Peces y Caleta Buena.

La primera es la mayor cavidad inundada de Cuba, con 70 metros de profundidad, orillas prácticamente verticales y aguas transparentes que salen al mar a través de un túnel subterráneo, formado por el desplome de su techo hace siglos. Hay allí gran variedad de peces, además de esponjas de llamativas formas, barreras coralinas y restos arqueológicos

En la zona de Caleta Buena hay varias piscinas naturales de diversas profundidades donde, además de peces de distintos colores, pueden apreciarse otros animales acuáticos como los erizos y crustáceos. Y según los entendidos, Punta Perdiz, donde existe un Centro Internacional de Buceo, posee los mejores fondos marinos de la región.

ciénaga de zapata
Caleta buena

Más allá de la exploración de las profundidades del mar, quienes gustan simplemente de tomar el sol tendidos en la arena, pueden disfrutar en Playa Larga, considerada la mejor del sur de la Isla, y Playa Girón. No obstante, entre ellas, por alrededor de 35 kilómetros y a unos 50 metros de la costa, existen grandes formaciones coralinas con cavernas, variedad de corales, restos de buques naufragados y abundante vida marina. Estos territorios de Bahía de Cochinos devinieron también sitios históricos a partir de abril de 1961, cuando el Gobierno estadounidense financió una fracasada invasión contra la entonces naciente Revolución cubana.

 

Deja un comentario

Top
Main menu