Cadena Gran Caribe se prepara para reapertura de hoteles en La Habana

Hoteles de playa y ciudad del Grupo Hotelero cubano Gran Caribe perfeccionan la estrategia higiénico-sanitaria a seguir para la estancia en sus instalaciones cuando reinicien los servicios en el período de recuperación postcovid-19.

Cadena Gran Caribe

Actualmente, el Grupo define los establecimientos que reabrirán en La Habana en la primera fase de recuperación prevista en el país, según explicó a la Agencia Cubana de Noticias (ACN) la delegada de Gran Caribe en la provincia, Isabel Arbona Hardy.

En el plan de medidas del Gobierno cubano para la etapa de recuperación se prevé inicialmente abrir el turismo nacional, y el internacional en una segunda fase, de forma gradual y en función de la demanda, únicamente en la cayería norte y sur del archipiélago caribeño.

En este sentido, en las instalaciones hoteleras se establecerá una vigilancia clínico-epidemiológica, por un equipo de especialistas, entre otras acciones.

Arbona Hardy apuntó que se reactivarán las instalaciones más demandadas por los nacionales, amantes de la modalidad de sol y playa, aunque no se descartan hoteles ubicados en la ciudad.

El Grupo cuenta en La Habana con 12 hoteles, de ellos está en zona de playa (en Santa María del Mar, al este de la capital) el complejo hotelero Atlántico-Villa Los Pinos-Villa Mirador del Valle, y en la vecina provincia de Mayabeque se encuentra, en playa Jibacoa, el complejo Villa Trópico-Villa Loma, recordó la ACN.

La delegada subrayó que en estos momentos perfeccionan la estrategia que establece el protocolo a seguir para la estancia en los hoteles, “muy diferente en lo adelante”, precisó.

Entre los hoteles de Gran Caribe en la urbe se encuentran los emblemáticos Plaza y Sevilla, de rica historia y reconocidos servicios, ubicados en La Habana Vieja.

Adamis Rodríguez, director del primero de esos establecimientos, de 188 habitaciones, pronosticó que se reabrirá al 50 por ciento de su capacidad, e indicó que trabajan en la recuperación de cuartos fuera de orden y el acondicionamiento de las áreas de servicio para la reapertura del turismo.

Entre otros ejemplos, mencionó que en los restaurantes se garantizará el distanciamiento físico y el bufet será asistido, estarán disponibles geles desinfectantes y señalética con información, y se agilizará el check-in, que en algunos casos será de manera digital.

En el hotel Sevilla, de 178 habitaciones, se ha aprovechado la pausa turística para labores de mantenimiento, explicó su director, Juan Carlos Colina Ordaz.

Al respecto, citó tareas en áreas comunes, como restaurantes, bares, lobby, carpeta, incorporación de equipos nuevos en la cocina, limpieza de las redes de evacuación del hotel y mantenimiento de los equipos de clima, e indicó que las habitaciones son objeto de mejoras y adaptación a los nuevos requerimientos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Main menu