Tradicionales Romerías de Mayo se celebrarán online

Las Romerías de Mayo, una de las celebraciones más tradicionales de Cuba, se mantienen vivas aun en tiempos de la covid-19 y anuncian su próxima edición del 2 al 8 de ese mes, pero en esta ocasión necesariamente desde casa, a través de redes sociales y medios de prensa.

romerías de mayo
© Roberto F. Campos

Surgidas en la localidad oriental de Holguín hace más de dos siglos, en la actualidad se celebran allí auspiciadas por la Asociación Hermanos Saíz (AHS, de jóvenes creadores cubanos) como Festival Mundial de Juventudes Artísticas.

Convocamos a unas Romerías desde casa, como símbolo también de esperanza y vida. Jóvenes escritores, artistas, investigadores, promotores, voluntarios, Maestros de Juventudes, Miembros de Honor y otras personas, todas fundamentales para nosotros, pueden compartir recuerdos, canciones, poesía, señala un comunicado de la AHS.

En las circunstancias actuales, provocadas por la pandemia del nuevo coronavirus —añade— resulta imposible inundar otra vez de jóvenes creadores y personas de disímiles países la bella ciudad de Holguín, pero no renunciamos a mantener vivo ese espíritu romero en estos momentos tan complejos, conscientes de que el arte también salva.

El programa online del festejo contempla conciertos y otras presentaciones artísticas, exposiciones y forodebates, entre otras acciones, a través de la página en Facebook, los perfiles en redes sociales y el sitio www.ahs.cu de la Asociación. El evento se encontrará en las plataformas virtuales con las etiquetas #RomeríasEnCasa, #ElArteNoPara, #ElArteSalva, #MantenteInspirado, #AHSCuba y #CubaEsCultura, y llegará también a los hogares a traves de la televisión, la radio y la prensa escrita.

Estas celebraciones tuvieron su punto de partida en la Loma de la Cruz, antes llamada Cerro de Bayado, mirador natural de la ciudad de Holguín, a cuya cima conduce una escalera de 458 pasos.

A ese sitio, el fraile franciscano Antonio de Alegría subió a hombros el 3 de mayo de 1790 una gran cruz para espantar epidemias y catástrofes naturales, según creencias de la época, y dio nombre al hoy emblemático accidente geográfico.

La costumbre continuó con una procesión del pueblo ese día desde la iglesia de San Isidoro hasta la cima de la elevación, donde se oficiaba una misa y empezaba después la fiesta que duraba hasta el otro día.

La festividad católica trascendió y la hicieron suya otros sectores hasta convertirse en una fiesta popular, que se renovaron en 1994 arropadas por la AHS bajo el lema de “Porque no hay hoy sin ayer”.

Sin embargo, en su venidera edición la divisa sera: “Porque no hay mañana sin hoy”, para transmitir un mensaje positivo sobre el cumplimiento de las medidas “y cuidarnos al máximo para vencer la covid-19”.

 

Entradas relacionadas

Leave a Comment