Usted está aquí
Inicio > Turismo > Ruta del Cacao, delicioso viaje en el oriente cubano

Ruta del Cacao, delicioso viaje en el oriente cubano

cacao

El oriente cubano, en particular la región de Baracoa, tiene un nexo muy estrecho con la elaboración de chocolate, de ahí que las autoridades turísticas establecieran la llamada Ruta del Cacao.

cacao
Fotos Roberto F. Campos

El punto de partida es un sendero turístico localizado en el cacahual de Duaba, cerca del río del mismo nombre, que por la belleza natural del sitio atrapa al caminante desde el primer instante.

En esa área-laboratorio es posible apreciar las diferentes transformaciones a que es sometida la bellota denominada por los aborígenes americanos elixir de los dioses: desde la plantación de la semilla en viveros, siembra, recolección, beneficio industrial y ulterior almacenamiento, antes de diseminarse por la red comercial.

Llama la atención que predomina aún la misma estructura agro-productiva básica aplicada en sus plantaciones primigenias por más de un centenar de familias francesas asentadas en la zona de 1781 a 1804, en coincidencia con los acontecimientos de la Revolución de Haití.

Un atractivo sendero

La Ruta cuenta con 400 caballerías (una caballería equivale en Cuba a 134 202 metros cuadrados) y alrededor de dos mil campesinos dedicados al fruto, casi todos expertos en dar explicaciones sobre el cacao.

A esta región se le reconoce como tierra del cacao y del chocolate, por lo extendido del cultivo, alrededor del cual se generó una cultura, una manera de vivir y hasta una industria.

El chorote, que tomaron los mayas hace cuatro mil años, hoy se prepara aquí de la irrepetible bola de cacao. Exquisita bebida y valiosa fuente alimenticia y dietética, no tiene el mismo sabor si se toma lejos de la magia que le impregnan los ríos, las montañas, el coco, la madera y la lluvia que caracterizan a este paraíso terrenal.

Jamal, Mosquitero, Güirito y Sabanilla son las zonas con mayor presencia de este cultivo en Baracoa, hoy productora de un cacao fino, ecológico y muy aromático, cuya calidad goza de los mejores avales entre los grandes industriales chocolateros.

cacao
Fotos Roberto F. Campos

En la finca campesina Rancho Duaba se adentra el visitante en los secretos de este cultivo. La Ruta, con varias plantaciones, incluye a la Estación Experimental Agroforestal de Los Hoyos de Sabanilla, y también existe un círculo de aprendizaje de niños llamado Los cacaoteritos.

Para su procesamiento existe una fábrica donde se elaboran variedades de confituras; hay también bancos de semillas, centros de investigación y otras instituciones.

El recorrido concluye en un restaurante muy típico del lugar, donde se puede degustar un almuerzo al estilo cubano, que —por supuesto— culmina con un delicioso postre de chocolate, que le hace la boca agua a cualquiera y en muchos provoca el deseo de repetir.

En toda la ciudad de Baracoa se pueden adquirir las diferentes variedades de chocolate, en tabletas u otros productos, sobre todo en una Casa del centro de la urbe dedicada a este comercio en específico.

Deja un comentario

Top
Main menu